Crear cuenta Mailrelay Crear cuenta Mailrelay Crear cuenta Mailrelay

Mailrelay, la herramienta de mail marketing de las pequeñas empresas que crecen

Publicado por Mailrelay en noviembre 11, 2015

Elegir una herramienta de mail marketing puede parecer un asunto trivial.

Fácil.

Cuestión de gustos personales o simplemente la primera que nos encontremos.

¿No?

Pero no meditarlo bien nos puede dar problemas más pronto o más tarde.

En ocasiones estos problemas puede surgir en modo de imprevistos que dificilmente se podrían haber tenido en cuenta, como es el caso de la anulación del “Safe Harbor“.

En este caso pequeñas empresas que utilizaban herramientas de mail marketing como Mailchimp, u otras de fuera de la Unión Europea, ven como la derogación del tratado les lleva a tener que migrar a otra herramienta de mail marketing que sí cumpla la normativa.

Este cambio, esta migración de una herramienta a otra, siempre conllevará unos costes, que por pequeños que sean pueden ser importantes para una pequeña empresa.

¿Qué es esto del “Safe Harbor”?

Bueno, resumiéndolo de modo poco técnico, era un tratado que permitía a las empresas Europeas, con normativas de protección de datos más fuertes, alojar datos (listas de suscriptores en este caso), en empresas Norte Americanas – donde la ley de protección de datos es más laxa en general – que sí cumplieran los estándares exigidos por la Unión Europea.

La anulación del tratado perjudica a estas empresas en el sentido de que están alojando datos donde ya no se permite y deberán buscar una alternativa.

De hecho muchas empresas ya han contactado con nosotros para asegurarse de que nuestros servidores están en Europa, para evitar este problema.

En este sentido, para una pequeña empresa siempre será útil utilizar una herramienta “local”, pues ha de cumplir la misma legislación.

Pero esto no es lo único que debemos tener en cuenta

Como comentaba un poco más arriba, a veces tener en cuenta estos temas legales, es complejo para las pequeñas empresas (más en asuntos tan impredecibles como el del Safe Harbor).

Sin embargo, sí que hay aspectos que una pequeña empresa puede tener en cuenta.

Algunos de ellos serían:

1) Limitaciones propias de nuestra empresa

Si nuestra empresa no tiene experiencia en el uso de herramientas de mail marketing, querremos buscar una empresa que no solo nos ofrezca el software, sino el soporte técnico adecuado, no solo en el uso básico de la herramienta, sino lo suficientemente avanzado para aprovechar al máximo las características.

En este sentido en Mailrelay ofrecemos un soporte técnico del que dicen:

Y muchos más.

Es importante reconocer nuestras propias debilidades, para que sepamos que partes va a tener que aportar la empresa o software contratado.

2) Limitaciones de las cuentas gratuitas

Muchas pequeñas empresas obtan por utilizar herramientas de mail marketing que ofrecen cuentas gratuitas, sin sopesar bien lo que realmente se les está ofreciendo.

Sobre todo al principio de nuestras actividades de email marketing es muy fácil pensar que nuestra lista es muy pequeña, y que nos llevará mucho tiempo hasta que necesitemos utilizar una cuenta de pago.

Pero este día llega, y si llega muy pronto y aún no podemos rentabilizar nuestra lista, nuestra herramienta de mail marketing se puede convertir en un gasto añadido a los gastos de nuestra empresa.

Muchas empresas buscan entonces opciones para migrar de un software a otro, pero esto, como en el caso de las empresas que se han encontrado con el tema del Safe Harbor, no es fácil:

– Lleva tiempo elegir la nueva herramienta
– Hay que adaptar o educar al equipo en el uso de la misma
– Habrá cosas que no se hagan de la misma forma y tengamos que adaptar la estrategia de marketing
– Etc.

Y esto no ocurre solo con el volumen de envío. Por ejemplo Mailchimp en su versión gratuita no ofrece autorespondedores.

Quizá en un principio no te los planteaste en tu estrategia de email marketing, y al tiempo descubres lo útiles que son.

Es importante pensar en nuestros requisitos de antemano, valorar bien nuestra capacidad de crecer y si cuando lo hagamos estaremos en disposición de pagar por una cuenta superior.

En Mailrelay estamos orgullosos de ofrecer la mayor cuenta gratuita existente (hasta 75.000 emails al mes a una lista de 15.000 suscriptores), sin restricciones, permitiendo de este modo que las pequeñas empresas crezcan sin preocupaciones, y cuando llegue el momento de superar estos límites, estamos seguros de que será porque para la empresa es rentable utilizar la herramienta de mail marketing.

3) Limitaciones de la herramienta

No nos quedemos solo en las cuenta gratuita.

¿Realmente la herramienta se acopla a nuestra necesidades?

Aunque tengamos una pequeña empresa, lo más probable es que nuestra intención sea crecer, y si queremos que nuestra empresa crezca tenemos que darle una buena base.

Por ejemplo, si utilizamos un CRM, puede que al principio exportando los contactos en CSV e importándolos en la herramienta de mail marketing nos sea suficiente.

Pero si en el futuro queremos realizar cosas más complejas (aviso de carritos abandonados, descuentos personalizados, etc.) será útil que la herramienta elegida cuente con un API de desarrollo para aumentar todavía más su funcionalidad.

Mailrelay ofrece este API de desarrollo, y de hecho ha sido ampliado muchas veces con las sugerencias de los usuarios.

4) Limitaciones de infraestructura

Esto casi nunca se plantea, pero es igualmente importante.

La mayoría de herramientas de mail marketing trabajan con rangos de IP (en el caso de Mailrelay son propiedad de la empresa) que comparten entre todos los usuarios.

Esto es correcto y normal debido al volumen de usuarios que hace imposible dotar de IPs a todos.

Pero en el caso de que la empresa lo necesite ¿Qué pasa?

En Mailrelay es muy fácil y económico contratar un IP dedicada en caso de que así lo necesite la empresa.

No es algo tan raro, y no es algo que hagan solo las empresas grandes, muchas empresas pequeñas optan por esta opción.

Son solo algunos ejemplos

El efecto de la cancelación del Safe Harbor pone de manifiesto lo muy necesario que es valorar todas las opciones bien, y no quedarnos con la primera que nos guste.

Evaluando tanto lo que se nos ofrece ahora, como lo que necesitaremos en el momento en que nuestra pequeña empresa crezca.

No es tan fácil elegir una herramienta de mail marketing adecuada y que permita a nuestra empresa crecer.

jose-argudo

Suscríbete al blog y recibe los mejores contenidos semana a semana:







Acepto la política de privacidad.



Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Shares
Menu Title