Crear cuenta Mailrelay Crear cuenta Mailrelay Crear cuenta Mailrelay

Fiscalidad básica para emprendedores ( emprender desde 0 )

Publicado por Celia en febrero 18, 2016

Fiscalidad para autónomos

Una vez empieza tu negocio a funcionar tienes también que comenzar a pagar impuestos, sobre la fiscalidad para autónomos y emprendedores va a tratar este post con el que espero ayudarte a resolver tus dudas. Seguimos dentro del módulo de fiscalidad, para mí, el más complejo de todos. Por eso me he asegurado de contar con la participación de grandes profesionales en cada uno de los subpuntos.

No me gusta desarrollar temas que no controlo por completo y este módulo se compone de varios de ellos, entre ellos este acerca de la fiscalidad para autónomos.

VISITAR ÍNDICE DE EMPRENDE DESDE CERO

Hace tiempo que decidí invertir en mis gestores para despreocuparme en este sentido y te aconsejo que tengas esa posibilidad en cuenta desde el principio.

Sí, es una inversión inicial, puede hacerse duro pagar la cuota los primeros meses, pero te aseguro que ganarás en tranquilidad.

Esta semana el tema es fiscalidad para autónomos y emprendedores básica.

Vamos a desarrollar los puntos básicos referentes a impuestos, cuotas, retenciones… que deberás tener en cuenta a la hora de empezar a hacer realidad tu proyecto.

Fiscalidad básica

Y cuento con la colaboración de Mag, una estupenda coach financiera a la que conocí por casualidad en la blogosfera cuándo andaba perdida intentando poner algo de luz en mis cuentas. Si no la conoces y para los números eres un poco cerrada como yo, te aconsejo echar un vistazo a su blog.

FOTO MAG

Mag es Economista y Coach Financiero para Emprendedores. Tras 30 años de experiencia en el sector, les ayuda a conseguir un Negocio Mucho Más Rentable, haciendo crecer su dinero con unas finanzas que funcionan. ¡Avanza! No es cambiar, es crecer.

Te dejo con ella, que tiene mucho que contar:

La fiscalidad es la “ciencia” de cómo funcionan los impuestos. En este post, voy a darte las líneas básicas que tiene que conocer todo emprendedor que pone en marcha un negocio propio.

Un impuesto es una obligación monetaria a favor del Estado, con objeto de financiar los gastos comunes.

De esta definición, es importante quedarte con la palabra “obligación”. Cuando se desarrolla una actividad económica de forma habitual, tienes que gestionar y pagar los impuestos relacionados con la misma.

Como estamos en los inicios, voy a asumir el supuesto de que vas a funcionar como Autónomo y no como Sociedad, lo que es más conveniente cuando se tiene una facturación más elevada.

Hasta ahora, tu relación con los impuestos ha sido la de pagarlos, y ya está. Tal vez “la Renta” (IRPF, Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas), ha supuesto algo de gestión por tu parte, pero poco más.

Esta relación cambia cuando tienes tu negocio, y pasas a ser parte activa en dos frentes principales:

1. Los impuestos personales en la fiscalidad para autónomos

Cuando trabajas por cuenta ajena, tus impuestos personales, Seguridad Social e Impuesto sobre la Renta, los recaudan otros (la empresa que te contrata), que le dan el dinero directamente a Hacienda, y a ti solamente te llega el importe neto, lo que te puedes gastar.

Luego depende de tu situación personal ajustar las posibles deducciones y si procede devolución o pagar más.

En cambio, ahora, pasas no solamente a pagarlos, sino a gestionarlos tú mismo.

a) Seguridad Social

Estoy hablando de pagar las cuotas de la Seguridad Social (los “Autónomos”), tendrás que darte de alta, aprovechar las bonificaciones, si puedes en tu caso particular, y decidir si quieres pagar más o menos cuota en función de lo que quieras cotizar.

Por defecto, cuando se habla de este tema, se asume que todos quieren pagar el mínimo, pero también tienes la posibilidad de cotizar por mayor importe, si quieres tener más derechos (o coberturas) a futuro (posible pensión más alta).

b) Impuesto sobre la Renta

Y también me refiero a las retenciones (pagos a cuenta anticipados) del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), que también tendrás que ingresar personalmente de forma trimestral en la mayoría de los casos.

Si facturas a una empresa o profesional, éstos tienen obligación de retener el importe correspondiente, diferente según los casos (varían los porcentajes según las últimas normativas, bonificado para nuevos autónomos), y lo ingresan en Hacienda y lo pagan por ti.

Solamente estás exento (vamos, que no tienes que hacerlo) de las presentaciones trimestrales cuando más del 70% de tu facturación está sujeta a retención directa por el motivo anterior.

Cuando te toque hacer la declaración anual de “la Renta”, tendrás que tener en cuenta todo lo que has ido ingresando a cuenta, más lo que te hayan ingresado en tu nombre, y restarlo de la cuota que te salga a pagar.

Esto equivale a las “retenciones por IRPF” que te hacían cuando trabajabas por cuenta ajena.

Dependiendo del importe, si sobra, te devolverán, y si falta tendrás que pagar, eso no cambia.

El impuesto total que te toque pagar, igual que antes, dependerá del importe total que se declare.

Cuando estás asalariado, el importe sobre el que se calcula el IRPF es el salario bruto (la nómina completa, antes de retenciones). Ahora, cuando tienes un negocio, el ingreso que vas a recibir es el rendimiento del mismo, o sea, el beneficio de toda la vida.

El rendimiento neto, sobre el que se calcula tu Impuesto sobre la Renta se obtiene por la diferencia entre:

  • Los ingresos por ventas, prestación de servicios y subvenciones entre otros
  • Los gastos necesarios para obtener esos ingresos: suministros, consumo de existencias, gastos de personal, reparación y conservación, arrendamiento y amortización de elementos patrimoniales en funcionamiento

 

De cara a la gestión, resulta muy importante tener justificación documental de todos esos gastos para poderlos deducir debidamente. Te toca guardar los papeles que lo acrediten.

2. En la fiscalidad para autónomos el impuesto indirecto más importante sobre tu producto o servicio es el IVA

En tu negocio vendes productos o servicios, que están gravados con el impuesto indirecto más importante, el IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido).

Hay sectores económicos que están exentos, como el de la enseñanza reglada, en cuyo caso no llevan IVA, y por tanto nada de lo siguiente le corresponde.

El IVA tiene diferentes porcentajes de aplicación según el sector en el que desarrollas tu actividad, siendo los siguientes:

  • Tipo General del 21%
  • Tipo Reducido del 10%, equipos médicos, transporte de viajeros, hostelería y restaurantes, entre otros
  • Tipo SuperReducido 4%, alimentos básicos, medicamentos para uso humano, libros (excepto ebooks), periódicos y revistas, como más relevantes

 

Cualquier producto que vendas, si no corresponde a un sector especial, tiene añadido un 21% de IVA

Si acabas de empezar y tu negocio es pequeño, tendrás que ingresar a Hacienda ese porcentaje de forma trimestral. Eso quiere decir que haces de “recaudador” para Hacienda, ese dinero pasa por tus manos, pero nunca es tuyo.

Pero al tener tu propio negocio, puedes también descontar de ese ingreso, una parte del IVA, que has pagado por los bienes y servicios que has necesitado en tu actividad, haciendo el siguiente cálculo:

El IVA que le has cobrado a tus clientes, factura a factura (IVA devengado), al que restas: el IVA que tú has pagado a tus proveedores (IVA soportado deducible). Ten en cuenta que no todo el IVA que hayas pagado por motivos diversos podrás deducírtelo, salvo que justifiques que es directamente imputable a tu actividad.

La diferencia entre ambos será la cuota a ingresar trimestralmente

Al igual que en el caso del IRPF, te conviene guardar la justificación documental de todos los gastos que has hecho con el IVA que te puedes deducir, puesto que si no lo puedes demostrar con papeles, no puedes reducir tu imposición.

En resumen, cuando inicias un negocio, tienes una serie de obligaciones legales y fiscales que necesitas conocer para no tener problemas.

Sin ánimo de ser exhaustiva, te he contado lo que según mi experiencia, suelen ser las preguntas más habituales.

Por supuesto que no recojo todos los casos particulares, ni podría ser en este espacio. Sí que me parece importante recalcar lo complejo de estar al día para cumplimentar las obligaciones tributarias, por lo que te aconsejaría contar con un gestor profesional para estas tareas, incluso puedes perder bonificaciones y rebajas por no estar enterado.

Hay muchas alternativas hoy en día, con precios muy razonables, incluso cuando se está empezando, y como todos sabemos “la ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento“.

La ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento

¿Qué te parece? Dicho así para hasta sencillo ¿verdad? Uno de los puntos que más me gustó de ella fue precisamente este: la naturalidad con la que habla de temas que para mí son un jaleo de mucho cuidado.

Se nota que tiene experiencia trabajando con emprendedoras novatas como yo, que empezamos con las ideas muy claras en lo referente a los objetivos de nuestro proyecto, pero el tema fiscalidad… ¡nos hace temblar!

Así que si te pasa como a mí, ¡ya no tienes excusa! Acabas de descubrir un blog estupendo que puedes usar como referencia para tus temas fiscales siempre que lo necesites.

Verás que todo parece mucho más sencillo cuándo lees sus artículos con una buena taza de café en las manos.

¿Preparada para poner en orden tus impuestos? ¡Ya nos contarás que te ha parecido este post sobre fiscalidad para autónomos!

INFOGRAFÍA fiscalidad

Te puedes descargar un resumen de esta publicación aquí

Suscríbete al blog y recibe los mejores contenidos semana a semana:







Acepto la política de privacidad.



Comentarios

  1. Lidio Rafael Olazar

    Excelente articulo
    y aprovecho de paso dar las gracias a Mailrelay, una herramienta muy util, de momento estoy usando la version gratuita, pero muy pronto estaria optando por uno de pago…. seguimos creciendo

    22/02/2016 - 00:24:02 Publicar una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Shares
Menu Title