Crear cuenta Mailrelay Crear cuenta Mailrelay Crear cuenta Mailrelay

¿Cómo potenciar el posicionamiento web en Google sin abandonar a tus usuarios?

Publicado por Daniel Bocardo en agosto 3, 2017

Llegar a posicionar tu web en Google no es, ni mucho menos, un objetivo descabellado.

Eso sí, seguro que eres consciente de que hacer SEO no es una tarea sencilla, motivo por el cual muchos propietarios de páginas web suelen terminar obsesionándose y desvinculándose de lo más importante… ¡sus usuarios!

Al fin y al cabo, si no logras captar la atención de las personas que visitan tu sitio web y aportar soluciones a sus problemas, ¿de qué te sirve posicionar una web en Google?

Otro tema es que, además, Google tampoco estará por la labor de premiar a las URLs de tu sitio que estén sobre-optimizadas, por muchas técnicas SEO efectivas que apliques.

Aquí, el objetivo de Google es ofrecerles a los navegantes las mejores respuestas a sus consultas, mientras que el tuyo estará centrado en captar usuarios para conseguir ciertos objetivos (generalmente vender).

Por ejemplo, puedes gastarte lo que quieras en enlaces y tener una arquitectura web perfecta, que si el contenido no está pensado para quienes realmente terminarán por comprar tus productos o contratar tus servicios, te aseguro que habrás invertido en balde.

Así que, hoy quiero que hagas conmigo una reflexión sobre el hecho de que, aunque tengamos siempre en mente a Google y otros grandes motores de búsqueda, nunca debemos perder de vista al público objetivo.

Para ello te hablaré de:

► Herramientas de Google y otros indicadores para evaluar tu estrategia de posicionamiento web.

► Consejos específicos para que mantengas el equilibrio a la hora de hacer SEO en los contenidos de tu web.

¡Envía hasta 75.000 emails gratis!

¿Cómo detectar si tu estrategia de posicionamiento web en Google está dejando a un lado el interés de los visitantes?

Como en todo, hay que tratar de buscar un equilibrio …

Sí, ya sé que estarás pensando que Google no nos lo pone fácil con tantas actualizaciones en sus algoritmos y que, encima, la competencia en tu sector no para de crecer. Pero tranquilízate, porque no todo es tan malo como lo pintan.

Google también pone a nuestra disposición herramientas que nos ayudan a conocer más de cerca de qué manera debemos actuar a la hora de posicionar los contenidos de nuestra web.

¿Las vemos?

► Herramientas de Google para evaluar la situación

Además de poder contar con la ayuda del soporte técnico que Google nos ofrece en sus diferentes herramientas, de todo lo que aprendas tras utilizarlas, podrás sacar muy buenas conclusiones para seguir mejorando.

“Google nos reta continuamente para que nos actualicemos y sigamos las tendencias, siempre en miras de mejorar la experiencia de usuario y captar un tráfico de calidad.”

Para la tarea de potenciar el SEO, a la vez que seguir una estrategia de contenidos de calidad, te recomiendo revisar (especialmente) todas las posibilidades que ofrecen algunas de las herramientas de Google como estas:

  1. Google Trends: Para empezar, si lo que quieres es hilar fino y tratar los temas más demandados en la actualidad dentro de tu sector, te recomiendo que optes por Trends como tu mejor aliado para crear contenidos de calidad. Además de prestar atención a los intereses de tu público, podrás hacer una labor SEO excelente gracias a sus diferentes opciones de segmentación.
  2. Google Analytics: Ya sabrás que Analytics es la herramienta de analítica web por excelencia. Con sus informes detallados, puedes sacar mucha información respecto a tus usuarios y, con ello, identificar de qué manera mejorar su experiencia. ¿De qué manera? Sólo tienes que darte una vuelta, por ejemplo, por sus informes de flujo de tráfico, donde puedes analizar el recorrido que hacen los usuarios por tu web a través de diferentes URLs y, así, detectar los puntos débiles (o de fuga).
  3. Google Search Console: Seguro que también la conoces ya, ¿o tal vez te suena más Google Webmaster Tools? Se trata de otra opción con la que detectar dónde se pueden realizar mejoras, así como qué contenidos están siendo indexados. En ella puedes hacer buen uso de Page Speed Insights, para analizar el rendimiento de tu web, tanto en móviles como en PC, teniendo en cuenta que los usuarios cada vez navegan más a través de dispositivos móviles.
  4. Google Correlate: Esta otra, quizás no te resulte tan familiar. Sin embargo, también puede sernos de gran utilidad para sacar conclusiones respecto al estado de nuestros contenidos web, ya que analiza la relación entre los términos de búsqueda y ciertos eventos sociales o momentos que se están dando en la actualidad. Así, puedes llegar a comprender ciertos picos o caídas de tráfico según las tendencias de búsqueda.

Además de estas herramientas, son muy recomendables los diferentes módulos que se ofrecen en Webmasters Academy (una “academia” online que vela por el desarrollo de nuevos proyectos), así como muchas de las extensiones de Chrome que, por ejemplo, nos permiten comprobar cómo se visualiza nuestro contenido web desde un dispositivo móvil.

Todas las mejoras y optimizaciones que puedas hacer a tus contenidos, no sólo a nivel textual, sino también visual, son bien recibidas a la hora de sorprender y atraer al usuario. Si llega, que sea de verdad, ¡y para quedarse!

► Indicadores principales de interés

Si además de preocuparte por el posicionamiento web en Google, trabajas para seguir otras estrategias complementarias en social media o practicas el email marketing, tendrás aún más fuentes de información para saber en qué dirección debes enfocar tus contenidos para que todos estén contentos (sobre todo, tu público objetivo).

En esta ocasión he decidido llamarlos “indicadores”, pero en como término más marketero los habrás escuchado como “KPIs”.

En cualquier caso, me refiero a esos elementos que nos permiten medir algún aspecto de nuestras acciones de marketing para, con ello, tomar alguna decisión al respecto.

Personalmente, y para no entrar en profundidad en este tema, comentaré algunos de los más representativos respecto a la evaluación del interés que suscita el contenido de nuestro sitio:

  1. Comentarios: Aunque tu web no cuente con un blog que reciba comentarios frecuentes, tendrás diferentes páginas de servicios o productos que generen cierta expectación en otros canales como las redes sociales. A nivel SEO, este es uno de los primeros aspectos que evalúo para identificar si los contenidos web están funcionando según los objetivos fijados y hacia qué dirección podrían seguir orientándose.
  2. Interacciones: En segundo lugar, están los “likes”, los “retuits” y todo este tipo de interacciones que se producen a partir de las reacciones de los usuarios ante el impacto de cierto contenido. Lo que conocemos como “engagement”, es un factor que debemos tener en cuenta para contentar tanto a Google, como a los usuarios.
  3. Tasa de rebote: Este índice se utiliza no sólo en analítica web, sino también en email marketing (+info sobre rebotes), en cuyo caso su significado es muy diferente, ya que se refiere a los emails que no llegan a entrar en bandeja por ciertos motivos técnicos, que no siempre tienen que ver con la calidad de un contenido. En SEO, si esta tasa es elevada, podría indicarnos que el contenido de una página no es del interés suficiente para el usuario, dado que termina por irse sin interactuar en la misma.
  4. Tiempo de permanencia: Este índice creo que no necesita presentaciones, pero sí una aclaración al respecto. Si una URL tuviera una alta tasa de rebote y tiempo de permanencia, podría estar indicándonos que el contenido si es de interés, pero que las llamadas a la acción no son efectivas.

Por supuesto,  hay otros muchos indicadores, como por ejemplo en email marketing la conocida “tasa de apertura” (que nos permite conocer cuál es el grado de aceptación de nuestros suscriptores hacia determinadas comunicaciones vía email), pero siempre debes hacer un seguimiento global del posicionamiento de tu web para conocer la situación.

seo

¿Cómo seguir una estrategia de posicionamiento web en Google equilibrada?

Ya hemos visto algunas herramientas y aspectos que debes tener en cuenta para tener la situación controlada. Por muy bien que hayas hecho las cosas, seguir haciendo mejoras y optimizando tus contenidos nunca te vendrá mal.

Para encontrar el equilibrio del que te hablaba líneas más arriba, y que tanto ansiamos todos, te dejo una lista de consejos que te ayudarán a pensar en el SEO a la vez que en tus lectores.

► Definición del público objetivo

Está mal que yo lo diga, pero ponerse en la piel de quien va a ser tu lector o cliente potencial, es casi más importante que pensar en las palabras clave.

Piensa que si te vuelcas en escribir pensando sólo en las keywords que quieres posicionar, perderás naturalidad y el foco de tu negocio.

Esto parece bastante obvio, pero olvidarse del público es un error que se suele cometer bastante. Por ejemplo, si en tu web ofreces cursos de formación para empresas,  no tiene sentido que ofrezcas información para autónomos o nuevos emprendedores (por mucho que haya palabras clave muy potentes para ese sector).

► Análisis de palabras clave

Como no podía ser menos, el análisis de palabras clave o keyword research no puede faltar en ninguna estrategia de posicionamiento web en Google, pero que esto no sirva como foco; se trata de un recurso para identificar los intereses de tu público.

No te la mencioné en las herramientas comentadas al comienzo de este post, pero quiero recordarte que para hacer este tipo de análisis, lo más fiable es utilizar el planificador de palabras clave de Google Adwords (aunque poco a poco nos va poniendo las cosas más difíciles para obtener datos en “modo gratuito”).

► Planificación estratégica

Todas las acciones de marketing deben estar planificadas, y cualquier tarea que lleves a cabo para posicionar contenidos de cara al SEO también.

Implementa llamadas a la acción y botones que inciten a comentar, compartir en redes sociales e interactuar en tu sitio web. Hacer partícipe al visitante también es una clara muestra de preocupación por el usuario, lo que a Google le encanta.

► Densidad de keywords

Este tema, junto a la elección de la temática, el tono de comunicación, y las palabras clave relacionadas a utilizar, es de los más importantes.

En términos porcentuales, hay quienes afirman que no existe una norma, pero personalmente no me gusta utilizar el mismo término con una densidad superior al 2%.

Piensa que si hablamos de un artículo de 1.000 palabras, repartir una misma palabra clave más de 20 a lo largo del contenido (en title, imágenes, meta-etiquetas, body, así como en primer y último párrafo), sería más que repetitivo. En todo caso, sería más recomendable utilizar keywords relacionadas o términos semánticos.

► Longitud de los textos

Hoy en día, la clara tendencia que se observa está en escribir artículos extensos de más de mil e incluso 2 mil palabras (aquí mi post como ejemplo).

Esto se debe a que con un contenido extenso, estamos dando una respuesta más detallada respecto a determinada consulta, lo que Google considera muy positivo.

Esto no quiere decir que los textos cortos no aporten fuerza a una estrategia que persigue posicionar una web en Google. Hay que tener en cuenta la competencia que hay en el sector para determinado término de búsqueda, así como otros factores que determinan la calidad de un contenido.

►Legibilidad

Pero todo es información y términos de búsqueda en el mundo del SEO. Un texto que contenga párrafos demasiado largos o enrevesados, es algo que a nadie atrae a la hora de leer, por lo que también se considera un factor a tener en cuenta.

Dicho esto, ¿qué opinas sobre el indicador de legibilidad del plugin SEO by yoast?, ¿lo tienes en cuenta para evaluar la calidad de tus textos? Ahí lo dejo…

► Enlaces

Ya sea para poner en marcha la técnica del link juice a nivel interno, como para hacer link building desde páginas de terceros, la inclusión de enlaces es un pilar básico en una estrategia de posicionamiento web.

Piensa que los enlaces son los encargados de transmitir autoridad de una URL a otra, y no aprovechar ese potencial, es tirar muchos puntos a tu favor. Eso sí, incluir enlaces es algo que debe hacerse de forma natural, pensando siempre en que el contenido al que redirigimos al usuario realmente aporta algún valor adicional.

► Revisiones y actualizaciones

Por último, quiero cerrar este artículo recordándote la importancia que tiene para cualquier texto contener un trabajo de redacción libre de errores ortográficos o gramaticales.

Escribir correctamente, así como seguir un orden lógico de ideas, es básico para transmitir una imagen de profesionalidad y, sobre todo, inspirar un sentimiento de confianza.

Otro tema, es la frecuencia con la que publiques y actualices los contenidos de tu web. Evidentemente, a mayor frecuencia de publicación, mayor volumen de visitas. Pero no se trata de publicar por publicar, sino de mantener los contenidos siempre al día, equilibrados y, sobre todo, de calidad.

¿Alguna vez has percibido un contenido sobre-optimizado para el posicionamiento web en Google?, ¿qué otros indicadores sueles tener en cuenta para detectar si un contenido está siendo bien acogido por los usuarios?

Daniel Bocardo



Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Shares
Menu Title