Crear cuenta Mailrelay Crear cuenta Mailrelay Crear cuenta Mailrelay

Cómo crear contenidos de calidad para mejorar tus ventas

Publicado por Omar Rivero en enero 30, 2018

contenidos de calidad

Si hay algo que obsesiona a los clientes es la calidad.

Muchos empresarios están convencidos que pueden perder muchos clientes por ofrecer un servicio de pésima calidad.

Por eso, constantemente están verificando que hasta el más minúsculo detalle esté cumpliendo los estándares de calidad.

Lo curioso es que muy pocas empresas trasladan tales esfuerzos al mundo digital. ¿Cómo así?

Pues, vemos empresas con una muy buena apariencia en sus productos, pero con un sitio web pobre.

Su blog, y el resto de sus contenidos, están desfasados del alto nivel de sus servicios.

Eso es terrible. Como sabemos, todos vemos para comprar. Y en la era digital, ver significa ver los contenidos de tu sitio web.

Es decir, si no enganchas a tu cliente desde la primera impresión que se lleva de tu sitio, es muy poco probable que piense en ti a la hora de comprar.

Exacto, cuando tu cliente decida que está listo para comprar, se dirigirá a aquellos sitios web que más llamaron su atención con contenidos de calidad.

Entonces, ¿tus contenidos están a la altura de tus productos?

Es hora de poner a prueba la calidad de tus contenidos, para conocer qué tan buena es la imagen que provee tu web.

Pero antes de continuar, veamos algunos de los beneficios del marketing de contenidos:

¡Envía hasta 75.000 emails gratis!

contenidos de calidad

· Evalúa la calidad de tus contenidos

¿Necesito mejorar mis contenidos?

Ay, ¡la pregunta del millón! Pero que pocos dueños de empresas la hacen regularmente.

¿Están viendo tus clientes lo mismo que tú?

Cuando hablo de contenidos no me refiero únicamente a los artículos que escribes para tu blog.

Con contenidos quiero decir todo el conjunto de elementos para presentar a tu cliente.

Sí, es una definición muy amplia, pero es que justamente así son los contenidos.

Puede ser un ebook, un tutorial, un vídeo, un whitepaper, un email, un artículo, una infografía; etc., etc., etc.

Son muchísimos los tipos de contenidos. Y seguro que, mientras más avance la tecnología, otros nuevos surgirán.

Así que, prácticamente, tu sitio web es un gran almacén de contenidos; porque allí posees una cantidad de contenidos que ven tus clientes con regularidad.

Entonces, tus contenidos son todos esos elementos que visualizan tus clientes, y de allí sacan conclusiones de qué tan bueno es tu negocio. ¿No crees?

¡Eso lo hacemos todos!

Miramos un sitio web de arriba abajo antes de comprar; vemos las opiniones de los demás, buscamos si es popular, y demás.

Así que, haz una pausa y anda a tu sitio web ¿Te gusta lo que ves?

¿Y qué pensarán tus clientes?

Tus contenidos son la imagen de tu negocio. Cada post, cada imagen, cada texto es el reflejo de tu empresa que verán tus clientes.

  1. Si ven un sitio web abandonado, pensarán que tu web también lo está.
  2. O si la página tarda en cargar, pensarán que tu servicio también tarda en hacerse.
  3. Y si usas imágenes pixeladas, pensarán que tu imagen también es barata y de baja calidad.

¿Ves cómo se relacionan las ideas en la cabeza de tu cliente?

Entonces, piensa bien si tus contenidos reflejan lo mejor posible el potencial de tu negocio.

Debes plantearte si tienes una buena estrategia de marketing. Si no es así, te invito a leer este artículo donde te explico extensamente a cómo hacer un plan de marketing digital en 6 pasos.

Y justamente ése es el siguiente punto: cómo debes crear tus contenidos como estrategia de ventas. No cambies el canal y ¡vamos con la siguiente parte!

contenidos de calidad

· Crea algo que apasione a tus clientes

¿No te ha sucedido que a veces hablas un tema que te apasiona, pero al que te escucha ni le importa? Duele, ¿cierto?

Pero más duele cuando se trata de tu negocio. Hay muchos blogs que contienen artículos que no interesan para nada a sus clientes.

Existen muchas páginas de inicio que no refleja para nada de qué se trata la empresa; o también sitios webs que parecen copia y pega (o una plantilla sin ningún elemento diferente).

¿Contenidos así apasionarán a tu cliente? Por supuesto que no.

Como dije al principio, es muy importante que crees un vínculo emocional con tu cliente; vínculo que es muy, muy influenciado en la primera impresión.

No crees contenido para ti mismo, ¡hazlo para tu cliente!

Y, como es lógico, para crear contenidos que tus clientes “aplaudan”, será necesario conocerlos.

Porque, ¿cómo puedes apasionar a alguien que no conoces?

Para caerle bien a alguien y ser su amigo, obviamente debes conocer sus gustos, ¿no?

Lo mismo sucede con tus clientes. No puedes hacer que amen tu negocio, si antes no les conoces.

Conociendo esto, serás capaz de crear contenidos que satisfagan sus expectativas.

Así que, no olvides que lo más importante es conocer bien a tu cliente ideal; aún si es solo uno o dos tipos de personas.

No te centres en la cantidad, sino en la calidad; lo cual es lo que hablaremos en la siguiente parte.

contenidos de calidad

· Calidad vs Cantidad

Pareciera que, en pleno siglo XXI, los dueños de negocios saben que mejor es la calidad que la cantidad.

Pero nuevamente, se haya un desfase entre lo que sucede “online” y “offline”.

En el mundo “online”, los empresarios prefieren llenar su blog y su web de cantidad de contenidos, como para adornar, en vez de convertir.

Exacto, se piensa que los contenidos son “para relleno”, y no se entiende que cada contenido tiene un propósito.

¿Pero cuál propósito?

Su fin es que cada visitante genere una acción en tu sitio web; ya sea, llamar, comprar, suscribirse, etc.

¡Tus contenidos no son para rellenar! Son para guiar a tus visitantes a ser más que sólo eso.

Por ello, plantéate que cada contenido tenga “llamados a la acción” (“Call to action” en inglés).

Con esto quiero decir que, en cada contenido que crees, debes motivar al visitante a recibir un beneficio.

Es decir, “si te llamo, o me suscribo, o cliqueo… ¿qué gano yo?”. Es el modo de pensar del que visita tu web.

Entonces, debes motivarlos a recibir un beneficio en cada contenido; sea una landing page, o un artículo de blog, o una descarga.

Tu visitante debe ganar algo para motivarle a hacer algo.

Por esto mismo, no debes concentrarte en la cantidad de contenidos; sino en que, cada contenido ofrezca un beneficio a tu visitante, para que éste realice la acción que deseas.

Si lo hace, le decimos “conversión”, o las populares “leads” en inglés.

Así que, enfócate en que el porcentaje de conversión de tus contenidos sean óptimos; y no en tener muchos contenidos.

Supongamos que tienes un blog pequeño de 1000 visitas mensuales.

¿Qué es mejor? ¿20 artículos del blog al mes con 10% de conversión? U, ¿8 artículos al mes con 50% de conversión?

Haciendo las matemáticas, la opción A sólo tiene 100 visitantes convertidos; mientras que la opción B tiene 500, y con tan sólo 8 artículos.

Es decir, con menos de la mitad de la opción A, la opción B tiene cinco veces más conversiones.

Por eso, no te concentres en la cantidad; sino en que cada contenido tenga una conversión óptima. Es decir, que sea de calidad.

Por ello, necesitarás saber cómo hacer un plan de marketing digital, para hacer contenidos que se ajusten a tu audiencia objetivo.

También tengo en mi blog un artículo en que te explico al detalle a cómo hacer seo rápido en 2018

Pero antes de terminar, quiero remarcar lo más importante. Vamos a ello.

contenidos de calidad

· Recuerda la opinión más importante

Más allá de seguir cualquier consejo o post que leas, no te olvides que la opinión más importante es la de tu cliente.

¡No hagas copia y pega! Crea algo valioso que les encante a tus clientes, y hasta haga que te pidan más.

Entonces, si encuentras, por ejemplo, un post que te dice que debes añadir a cada artículo 5-10 imágenes.

Pero ves que tus lectores abandonan tu artículo antes de la mitad, entonces, ¡hazle caso a tus clientes primero!

Reduce las imágenes, haz más corto o más atractivo el artículo, y engánchalos para que no se vayan.

Con todo esto quiero decir que la satisfacción de tus clientes es lo primordial. Más allá de lo que diga cualquiera.

Si tus verdaderos clientes, los que de verdad te compran, están satisfechos, entonces, podemos decir que tus contenidos son de calidad.

Pero si llegan una gran cantidad de visitas a tu web, pero hay pocas conversiones… entonces algo está mal.

O los visitantes que llegan no son los indicados, o tus contenidos no lo son… o tristemente ambos casos.

Por ello, te repito que es muy importante que conozcas a tus clientes ideales; aquellos que verdaderamente están interesados en comprarte. Porque no todo el mundo lo está.

Debes conocer sus gustos, hábitos, opiniones, y preferencias. Allí radica cómo ellos ven tus contenidos, y si lo considerarán de calidad o no.

· Consejos prácticos

Antes de terminar el artículo, quiero darte una lista de consejos concretos que te ayudarán a entender todo lo visto de forma práctica. ¡Aquí vamos!

  1. Evalúa la calidad de tus contenidos constantemente, para asegurarte que dan la mejor imagen de tu negocio.
  2. Revisa la calidad de las imágenes, los tiempos de carga de la web, la calidad de tu logo o redacción, y demás contenidos.
  3. ¡No sacrifiques la calidad por la cantidad! Más vale los beneficios de dos contenidos por mes que cuatro contenidos mal hechos por “mantener el ritmo”.
  4. Recuerda que la opinión que más importa es la de tu cliente. Puedes hacer encuestas, tests A/B, preguntas o mapas de calor para saber cómo perciben tus contenidos tus visitantes.
  5. Sí o sí debes conocer a tu audiencia. Recuerda que no puedes satisfacer los gustos de alguien que no conoces para nada.
  6. Para vender en Internet, se vende mayormente por la vista. Un mal diseño, o mal texto, puede hacer que un buen producto se quede sin ninguna o pocas compras.

Si te queda cualquier pregunta sobre lo que vimos hoy, no dudes en escribirlo en los comentarios. Te responderé lo más pronto posible, con la intención de resolver cada duda.

Conclusión

Finalmente, recuerda que tus contenidos serán de calidad siempre que satisfagan los gustos, deseos y necesidades de tus compradores.

No te quedes sentado mientras tus visitantes abandonan tu sitio web por no ser lo que ellos esperaban.

Conoce cuáles son las expectativas de tu comprador, y cumple dichos estándares.

Así verás que tus ventas mejorarán, porque estarás entre las primeras opciones de tus compradores. Todo gracias a que, desde un principio, supiste cómo engancharles y solucionar sus problemas.

Omar Rivero

Suscríbete al blog y recibe los mejores contenidos semana a semana:







Acepto la política de privacidad.



Comentarios

  1. Miguelina Rodríguez

    Gracias.Excelente el artículo me gusta la presentación del contenido claro, directo y práctico. Saludos

    31/01/2018 - 11:28:17 Publicar una respuesta
    • Mailrelay

      ¡Gracias Miguelina por el comentario! Nos alegra que te haya gustado el post, esperamos que te sea útil.

      31/01/2018 - 11:31:44 Publicar una respuesta
  2. Silvia Vidal

    Gracias por el video creo que es muy interesante todo lo que en él comentas. Saludos.

    30/01/2018 - 11:30:23 Publicar una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Shares
Menu Title