Crear cuenta Mailrelay Crear cuenta Mailrelay Crear cuenta Mailrelay

Cómo establecer tu sello de identidad como marca a través del email marketing

Publicado por Alba Caride en agosto 2, 2018

sello de identidad como marca

Todo paso que das tiene tu huella. Lo mismo pasa con tu negocio, cada forma de operar tiene su propio estilo que lo hace único y diferente al resto, que le otorga una esencia particular que difiere de lo preestablecido.

Cuando se evalúa una escultura, se determina su técnica: modelado, cincelado, fundido… a partir de ello, se determina el autor de la misma. En ocasiones, es más que obvio, como pasaba con Miguel Ángel, cuya técnica tan inconfundible hacía y hace muy fácil su identificación.

Para algunos, podría tratarse del mejor artista. En cambio, para otros, no, pero lo importante es que se quedaba y se sigue quedando en la mente de las personas, siglos y siglos después. La razón de ello radica en que su arte es único, diferente e irrepetible.

Con esto quiero decir que puede haber muchos especialistas en el mismo campo, pero cada uno le otorga una personalidad diferente a su forma de llevarlo a cabo.

Esto se puede extrapolar al email marketing;  hay muchos profesionales del marketing digital que se dedican a hacer este tipo de comunicaciones, pero no todos saben “hacerse notar”, lograr que su técnica y acciones sirvan en sí mismas a modo de firma del trabajo realizado, aquellas en las que, con tan solo leer el asunto del correo, sin figurar el nombre de la empresa/marca emisora, el usuario la reconozca.

Sin duda, este tiene que ser el objetivo a priori, ya que así se establece el sello de identidad con éxito de una marca, cuando sobran las palabras para entender el mensaje.

¡Envía hasta 75.000 emails gratis!

· Conecta espiritualmente con tu usuario

Podría empezar a hablar de tipografías, logotipos, CTA’s, incluso códigos de pantones únicos. Pero realmente, no os voy a mentir, a la hora de dar el primer paso para establecer la personalidad de tu marca no se debe pensar en tecnicismos, sino basarse en lo simple, pues se crea desde el espíritu.

Por tanto, lo que hay que buscar en un principio es esa dimensión espiritual que tanto intenta abarcar la publicidad actual, expresando sin palabras esa forma de satisfacer ese deseo que no nos deja dormir.

Lo que define a toda una masa de seguidores de un movimiento de cualquier índole (político, musical, religioso…) son dos rasgos en común:

  1. El primero, la tercera necesidad de la pirámide de Maslow, que se corresponde con la necesidad de pertenencia a un grupo (todos los seres humanos la tenemos) y,
  2. La segunda, una serie de gustos, preferencias, formas de vida, modos de pensar y de entender la vida en común, que convergen en una esencia que los caracteriza.

Para conseguir seguidores, antes de operar, deberás tener una filosofía muy marcada antes de adoptar una forma física.

Cualquier movimiento político, antes de manifestarse mediante una simbología concreta, redacta un reglamento sobre el que se fundamenta, justificando así su conducta. Una vez sentadas estas bases, se traducen en una serie de colores y formas que sirven para identificarlas y posicionarlas en la mente de la sociedad.

· Potencia tu esencia a través del email marketing

Según lo expresado en el apartado anterior, pensemos en una marca, como si de un movimiento social se tratara.

De hecho, así podría llegarse a considerar, puesto que las que han conseguido forjar una buena personalidad de marca, han logrado un gran número de seguidores que las han llevado al éxito: al gobierno del mercado.

El primer rasgo, como decíamos en líneas anteriores, es común a todos los seres humanos, y, por ende, a todos aquellos que, en marketing, englobamos dentro del público objetivo.

Este factor debe ser considerado como fortaleza, es decir, un puente para conseguir el segundo rasgo clave en la construcción de nuestro séquito de discípulos: la esencia.

Llegados a este punto, pensemos en una marca como si de un movimiento cultural se tratara.

Una vez que ya hemos identificado a nuestro target, es el momento de extrapolar todas esas características comunes al colectivo en un único elemento que las defina, per se: la personalidad de marca.

Esto significa que te encuentras en el punto para buscar esa conexión espiritual entre marca-usuario, que les mueva a consumir sin pensar, es decir, que les lleve a reflexiones como “no sé por qué lo compro, pero lo hago, me gusta y no sabría decirte por qué“.

¿Acaso no dicen dicen que uno está enamorado cuando no sabe por qué?

· No te olvides nunca de quién eres

Una vez que ya sabes quién eres, estás preparado para emprender cualquier aventura. Una de ellas es transmitírselo a los usuarios. Como si volvieras al colegio, tienes que emitir esa carta de amor con la que enamoraste a tu crush de aula.

Dicha carta deberá materializarse en un email marketing que aúne todas las razones por las que quieres conquistar a tus usuarios, haciéndolos parte de una comunidad, de un todo, consiguiendo que se sientan parte de un grupo, despertar en todos ellos el fenómeno fan.

Como en esta vida, se debe obrar bajo el principio de coherencia (o eso se dice).

Por tanto, si decides utilizar un estilo de mail una vez, deberás estar seguro antes de dar el paso, puesto que deberás hacer uso del mismo en todas tus posteriores comunicaciones.

Si eres nuevo en la ciudad, preséntate, cuenta tu historia, haz que tus lectores entiendan tu contexto. Así lograrás que empaticen contigo, entendiendo el porqué de todas las acciones que llevarás a cabo durante tu trayectoria.

Pero no se lo cuentes todo, todavía no se han ganado tu total confianza.

Para ello, deberán responder a la llamada a la acción.

Por tanto, déjalos con ganas de más, que no pierdan la motivación, mantén la chispa encendida creando una CTA atractiva, que resalte en el mensaje jugando con los colores y, por supuesto, con una frase bañada en tu toque personal, que provoque ese esperado click.

En este sentido, resulta primordial que dejes claro al usuario que, si quiere saber más de ti, lo que haces o dejas de hacer, además de hacer click en el clásico “saber más”, también puede acceder a tus redes sociales (donde cada detalle tendrá que tener tu toque personal, para que el público se siga empapando de tu filosofía).

Dicho de otra manera, al seguir estas pautas, estarás dándole a tu público la seguridad de que esté donde esté, puede contar contigo, saber de ti y, lo más importante, que estás localizable y a su servicio.

Por tanto, para crear una buena personalidad de marca, establece bien tus valores y transmítelos al mundo a través de una buena estrategia de email marketing.

Alba Caride

Suscríbete al blog y recibe los mejores contenidos semana a semana:







Acepto la política de privacidad.



Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Menu Title