Crear cuenta Mailrelay Crear cuenta Mailrelay Crear cuenta Mailrelay

Apuesta por el Email Hacking y descubre si tienes madera de pirata

Publicado por Alba Caride en diciembre 5, 2018

email hacking

El Growth Hacking es una disciplina que se basa en optimizar al máximo el volumen de recursos mínimos con los que cuenta una start-up, que son: usuarios, ingresos e impactos.

La palabra Growth Hacking nació en la cuna de Sean Ellis, un vendedor americano que ha trabajado en empresas de renombre como Dropbox. Lo que caracteriza a quien practica esta disciplina es la capacidad de análisis, creatividad, aprendizaje y resolución desarrollando los procesos necesarios para conseguir los objetivos marcados.

¡Envía hasta 75.000 emails gratis!

· Email Hacking

El Growth Hacking se puede combinar con uno de los canales más efectivos para impactar al usuario, el E-mail Marketing.

A todos nos gusta sentirnos exclusivos, únicos, especiales… es por ello que es tan importante tener claro a quién le estamos enviando el mail para así poder personalizarlo al máximo y conectar de una manera más profunda con el remitente.

Se trata de cultivar la relación para que ésta sea lo más duradera posible. Es importante hacer tests A/B para saber qué tipo de contenido genera más engagement con el público. Eso sí, siempre bajo la constante de que éste sea útil, original y de calidad para el usuario.

El tiempo es oro, por lo que, si sabes cómo invertirlo te harás tu también de oro. Como sabrás, por las mañanas estamos más dispuestos a asimilar contenidos más densos y complejos que por las tardes, así que, dependiendo del tipo de email que vayas a enviar, automatízalo de manera inteligente.

· De marketeros a piratas

Todos sabemos lo importante que es el Funnel de conversión a clientes o Embudo de Ventas. Los verdaderos Growth Hackers son todo unos piratas y navegan por su propio embudo denominado como AARRR!, grito muy escuchado cuando se surcan los mares.

El Embudo de piratas es como denomina su progenitor, Dave McClure, a estas 6 fases que componen la conversión a clientes por parte de los nuevos piratas digitales. Son las siguientes: Acquisition, Activation, Retention, Referral, & Revenue.

1.Adquisición (Acquisition)

Es la primera fase de esta travesía por la mar. Aquí está la clave de la captación de leads a través de estrategias de SEO/SEM, Contenidos, Email Marketing y Redes Sociales que nos servirán para obtener información del usuario y poder saber de dónde viene, cómo nos ha encontrado, cuál es el tiempo de permanencia, cuál es el canal que genera mayor tráfico de calidad…

email hacking

2.Activación (Activation)

Una vez hemos secuestrado a nuestros rehenes, tenemos que echar a la mar los que no nos servirán para conseguir el ansiado botín. Se corresponden con los usuarios que sí tienen interés en nuestros productos o servicios y harán más fácil la aventura.

En esta fase, debemos preguntar al usuario si ha obtenido una buena experiencia en la navegación de la web, si el producto es de su agrado, si nos han empezado a seguir en nuestros perfiles de redes sociales, si se han suscrito a la newsletter, etc. Es decir, si han picado el anzuelo.

3.Retención (Retention)

En esta fase, hay que trazar muy minuciosamente la ruta para que nuestros adversarios no se hagan con el botín. Ahora que tenemos a los rehenes formados para formar parte de la tripulación, tendremos que prometerles una parte del botín para que sus esfuerzos y los nuestros nos ayuden a conseguir el objetivo.

Esto se traduce en aportarles un valor añadido y premiarlos si se implican de verdad en la aventura. Identificar a los usuarios recurrentes es una tarea necesaria, así podremos proceder a la implementación de promociones sobre los productos o servicios de su interés, ofertas, descuentos, etc.

El canal óptimo para transmitirle esta información al usuario es el email. El usuario pasa de ser anónimo a tener nombre y apellido dentro de tu cartera de clientes. Lo conoces mejor, sabes lo que le gusta y lo que necesita. Esto es, tienes la oportunidad de ofrecerle información más personalizada, como hablarle en su idioma, por lo que aumentan las posibilidades de conversión.

4.Referencia (Referral)

Como buenos piratas que somos, nada se puede interponer en nuestro camino. Por ello, todo aquel que nos encontremos navegando en nuestra dirección no puede ser nunca un enemigo. En este punto, tenemos que preguntarnos qué se dice de nosotros, si somos temidos por nuestra óptima navegación, si todo el mundo se quiere sumar a nuestro barco…

En otras palabras, buscamos buenas recomendaciones por parte de la comunidad que dará seguridad a la hora de elegirnos para satisfacer deseos y necesidades. Esto se consigue a través de estrategias de marketing viral.

De este modo, nunca viviremos el peligro de cerca y la aventura será segura.

5.Retorno (Revenue)

Queremos el botín, para eso, nos sumergimos en las aguas. En tierra a la vista estamos hablando de conseguir la venta, ese es nuestro tesoro, lograr la conversión de usuario a cliente. Buscamos clientes fieles que nos den estabilidad en nuestro negocio, por lo tanto, es muy importante medir el nivel de ingresos que obtenemos por cada usuario y cuál es el porcentaje de usuarios totales que entran en la web y se acaban convirtiendo en clientes.

Si algo falla, y no encontramos el tesoro, tendremos que volver a salir en su búsqueda, retornar a nuestro punto de salida y meditar otras rutas mejores que nos permitan conseguir nuestro objetivo. Es importante analizar qué falló para hacernos más fuertes aprendiendo de nuestros errores.

orientado al cliente

Totalmente orientado al cliente

La explicación de por qué el Email Marketing permite mejorar la retención de tus potenciales clientes actuales es que siempre está orientado al usuario. Es básica una actualización constante de noticias y envío de promociones, así como ofertas e información relevante.

El Growth Hacking, por otra parte, es una disciplina que también se basa en el cliente, es decir, se molesta en conocerlo. Cuando hacemos Email Hacking estamos mezclando la ingeniería en un canal específico: el correo electrónico.

Esto nos permite un conocimiento pleno de nuestro público, permitiendo adaptar nuestros productos a lo que realmente quieren y necesitan.

¡Comienza a establecer tu estrategia de Email Hacking!

Alba Caride

Suscríbete al blog y recibe los mejores contenidos semana a semana:







Acepto la política de privacidad.



Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Menu Title