Crear cuenta Mailrelay Crear cuenta Mailrelay Crear cuenta Mailrelay

Potencia tus envíos masivos de emails con estas 10 claves de redacción

Publicado por Mailrelay en febrero 11, 2020

Potencia tus envíos masivos de emails con estas 10 claves de redacción

«¿Y ahora por dónde empiezo el email?» «¡…ojalá supiera escribir mejor!»

Que levante la mano quien envíe correos masivos y no haya pensado esto alguna vez.

Al fin y al cabo, la misión de todo email comercial es informar, educar, inspirar, persuadir. Y esa parte del trabajo no recae en ningún programa de envío masivo de emails.

La parte creativa, la de ponerle palabras al mensaje, es tu responsabilidad.

Y no es sencillo, lo sabemos bien.

No te salen las palabras. Las frases no fluyen, no suenan como tendrían que sonar. Finalmente te sientes perdido, no sabes qué comunicar.

Pero lo bonito de la redacción es que es un proceso continuo y nunca es tarde para mejorar.

Poniendo en práctica los consejos de esta guía, te convertirás progresivamente en un mejor escritor para tus envíos masivos de emails. La clave es ponerlos en práctica día a día, mail a mail.

¡Envía hasta 75.000 emails gratis!

1. Reflexiona

El lenguaje tiene la función de describir nuestro pensamiento. O al menos, cuando lo usamos bien.

Pero cuando te pones a escribir, las ideas no siempre se relacionan unas con otras de forma clara en tu cabeza, ¿cierto?

Si no tienes experiencia redactando emails masivos, es absolutamente normal. Por eso, lo primero que debes hacer es pararte unos minutos a pensar.

«¿Qué estoy intentando comunicar?»
«¿Cual es mi objetivo?»
«¿Por qué es importante para mi audiencia?»

En este ejemplo de email de Cabify, el mensaje principal no podría estar más claro: si no quieres estresarte al pedir tu Cabify, reserva con antelación.

ejemplo de email de Cabify

Ejemplo de email comercial de Cabify

2. Simplifica las frases

Ya tienes claro lo que quieres comunicar, perfecto. Es hora de ponerse a escribir.

Y aquí tienes la clave principal: keep it simple.

Usa frases claras y sencillas. Cuanto más corta la frase, más fácil de entender.

Piensa que cuando envías emails masivos, tu audiencia no está predispuesta a prestar demasiada atención. No están leyendo una novela, ni siquiera un artículo de blog.

Están leyendo un email rodeados de distracciones, mientras caminan, trabajan, comen, ven Netflix, hacen cola o esperan el ascensor.

Necesitas facilitarles la tarea.

Si no estás seguro de que tus frases sean tan sencillas como deberían, prueba con estos 3 tests:

1. Una frase, una idea: repasa el texto y comprueba que cumples esta regla en cada frase del email. Si hay alguna frase que mezcle varias ideas, simplifica.

2. Imagina a un niño de unos 11 años leyendo tu email: ¿podría comprender el texto fácilmente?

3. Léelo en voz alta: ¿el email se puede leer de forma natural y sin ningún tipo de dificultad?

Fíjate en este ejemplo de email de Airbnb: cada frase introduce una idea de forma clara y sencilla. Y el resultado es un email persuasivo, fácil de leer y entender.

ejemplo de email de Airbnb

Ejemplo de email comercial de Airbnb

3. Acorta los párrafos

En la redacción formal y tradicional, los párrafos son conjuntos de frases que tratan sobre una misma idea.

Pero la redacción digital ha transformado la vida de los párrafos.

Cada vez han ido haciéndose más cortos y ahora ya es habitual ver párrafos formados por una única frase.

O por un grupo de palabras —¿lo ves?—.

Esto afecta especialmente a las redes sociales y al envío de emails masivos, donde la competencia por la atención es aún más feroz y el consumo del contenido más superficial.

Ejemplo de email comercial de Sezane

Ejemplo de email comercial de Sezane

¿Significa eso que tienes que separar cada frase con un punto y aparte? No necesariamente. No es una regla, pero sí un recurso que merece la pena explorar.

La separación en párrafos cortos hace el texto visualmente más atractivo y más fácil de entender.

Además, esta clave no podría ser más fácil de aplicar: escribes una frase y ¡punto!

4. Concreta

En la redacción de un email comercial, deberías huir de las frases genéricas y de las palabras vagas como si fueras el correcaminos escapando del coyote.

Porque hay palabras que (*realmente*) no aportan nada.

Usamos palabras poco precisas. Usamos palabras de más. Y lo hacemos constantemente.

Pero si quieres vender más con tus emails masivos, necesitas ir al grano, ser exacto y acortar.

Al redactar tu próximo email comercial, ten en cuenta estas claves rápidas:

● Limita el uso de adverbios y locuciones como realmente, en realidad, básicamente, muy, mucho…

● Evita las palabras con significados vagos. En lugar de decir ten en cuenta estas ‘cosas’, es mejor decir ten en cuenta estas claves / dificultades / estos aspectos…

● Sustituye los verbos genéricos como hacer por otros más concretos. Es mejor decir acortar que hacer más corto, agrandar que hacer más grande, anochecer que hacerse de noche, etc.

● Busca la combinación de palabras más corta y efectiva. Mejor decir «te contamos las ventajas de moverte con nosotros» que «queremos contarte cuáles son las mayores ventajas de usar nuestro servicio».

Fíjate en este email de Booking: no sobra nada, cada palabra cumple su función.

Ejemplo de email comercial de BookingEjemplo de email comercial de Booking

5. Empieza con fuerza

Cuando un miembro de tu audiencia abre uno de tus emails, te está regalando algo extremadamente difícil de conseguir: su atención.

No la desperdicies.

A estas alturas del artículo ya ves que la mitad de las claves están relacionadas con la bendita atención. Más en concreto, con mantenerla.

Pero para eso, primero hay que captarla. Y esa batalla se libra en las primeras líneas de tu email comercial. Es decir, en el asunto, el título y la primera frase.

¿Cómo hacerlo? Puedes mostrar empatía hacia tu audiencia, evocar una emoción, contar una historia, exponer un dato estadístico…

Las posibilidades son infinitas, pero una idea que nunca falla es atacar los pain points o problemas de tu audiencia.

Fíjate en cómo lo hace Todoist, dejando muy claro cuál es el problema (no tener disponibles tus listas en todas partes) y cuál es la solución (las aplicaciones gratuitas de Todoist).

Ejemplo de email comercial de Todoist

Ejemplo de email comercial de Todoist

Cuando te das de alta en su web, lo primero que hacen es informarte sobre sus Apps. Porque si eres de los que hacen listas, ellos saben que las necesitas en todas partes, no sólo en tu ordenador.

Podrían empezar con un mensaje genérico, como «¿Conoces nuestras Apps?» o «¿Ya te has descargado nuestras Apps?». Pero el efecto sobre la atención no sería el mismo.

“Tu lista de tareas debería estar en cualquier lugar que la necesites.
En una reunión. En el aeropuerto. En una cita.”

Atacan el problema, te muestran las posibilidades. Y, al hacerlo, dan en el clavo.

6. Detalla y evoca

Los detalles específicos hacen que tus textos suenen más reales.

Son un potente aliado para crear imágenes mentales, despertar los sentidos y suscitar emociones. Y cuando todo eso ocurre, tu audiencia se visualiza disfrutando del producto.

La imaginación lleva a la emoción. La emoción al deseo. Y el deseo a la acción.

Fíjate en las sutiles diferencias entre estos dos textos. ¿Adivinas cuál de los dos pertenece a una campaña de email masivo de H&M?

A)   Ropa para estar en casa: nuestros conjuntos para estar en casa, bodies y shorts son de terciopelo, lino y algodón.

B)   Ropa para estar en casa: llena tu armario de tejidos cómodos y suaves. Nuestros conjuntos para estar en casa, bodies y shorts son de suave terciopelo, ligero lino y cómodo algodón.

La opción A se centra en hechos materiales (son de terciopelo, lino y algodón), mientras que la opción B apuesta por sensaciones intangibles (comodidad, suavidad, ligereza).

Ejemplo de email comercial de H&M

Ejemplo de email comercial de H&M

El resultado es un email comercial de lo más persuasivo.

Por un lado la imagen del producto es más nítida, lo que ayuda a la audiencia de H&M a decidir si quiere comprarlo o no.

Por otro, se desencadenan imágenes y estados de ánimo (sentirse a gusto en casa y con uno mismo, bienestar, relajación, calma, felicidad…) y esto sitúa la toma de decisiones en el plano emocional.

No importa tanto si necesitas el producto, como lo que este puede llegar a hacerte sentir.

7. Resalta los beneficios

Da igual lo que estés intentando vender: un producto, una suscripción, tu próximo artículo de blog, un curso, una idea… sea lo que sea, tu audiencia sólo presta atención cuando percibe un beneficio.

Y en eso debes centrarte.

· ¿Por qué es importante para tu audiencia?

· ¿Qué beneficio supone para sus vidas?

· ¿Por qué deberían comprar, suscribirse, leer, o hacer lo que dices?

· ¿Por qué deberían escogerte a ti y no a tu competencia?

Al redactar tu propuesta de valor, pon en práctica lo aprendido en los puntos 2 y 4 de este post: usa frases sencillas y palabras concretas.

Fíjate en cómo lo hace Glovo en este email comercial para promocionar su servicio a domicilio de Carrefour Market. Cuatro palabras pueden ser suficiente para mostrar el beneficio (‘Más de 2.500 productos’, ‘Entrega en 30 minutos’).

Ejemplo de email comercial de Glovo.

Ejemplo de email comercial de Glovo.

8. No vendas, conversa

No nos gusta que nos intenten vender algo. Tampoco queremos sentirnos presionados o invadidos en nuestra privacidad.

Pero sí nos gusta que nos hablen, que nos entiendan y que nos sugieran ideas.

De ahí que nuestra reacción al lenguaje comercial y al lenguaje natural no sea la misma. En el primer caso, nos cerramos instintivamente en banda. En el segundo, nos abrimos a escuchar.

Y sí, es una paradoja. Para vender más necesitas sonar menos comercial.

Afortunadamente, este punto es más fácil de conseguir de lo que parece.

Sólo tienes que usar este truco: olvida que estás escribiendo e imagina que estás hablando.

Eso es, como si fuera una conversación.

El resultado será automáticamente menos comercial.

Así es como Nick Usborne, el creador del curso, predica con el ejemplo.

Ejemplo de email comercial de Conversational Copywriting

Ejemplo de email comercial de Conversational Copywriting

Claro, su objetivo es vender el curso, pero Nick lo hace contándote que entiende tus dudas. Él también las tiene constantemente, se parece a ti. Te habla de Pamela… ¿Pamela?

El testimonial de Pamela tampoco suena típicamente comercial. Te cuenta su experiencia, lo que pasó por su cabeza. Te mete dentro de la escena.

Y ahí está la clave, porque una imagen mental vale más que mil palabras comerciales.

Un último truco tomado de este framework: si te cuesta que la conversación suene personal, visualízate a ti mismo hablando con una persona concreta de tu audiencia.

Imagina que estáis cara a cara en la mesa de la cocina o junto a la máquina de café de la oficina: ¿Qué le dirías? ¿Cómo cambiaría tu forma de escribir/hablar?

Mantén viva esa imagen mientras redactas tus emails masivos.

9. Crea urgencia

Cuando envías un email masivo con una intención comercial, intentas llevar a la acción a esos clientes potenciales que podrían estar preparados para dar el siguiente paso.

Pero incluso estando interesados, no tienen por qué comprar.

Puede que quieran reflexionar más, valorar otras opciones, pedir opiniones, buscar reviews, estar seguros de que tu producto o servicio es lo que necesitan. O simplemente esperar.

Con miles de opciones para comparar y cientos de páginas en las que investigar, el proceso de compra puede llegar a ser largo y exhaustivo.

Aquí es donde entra en juego la urgencia.

Ejemplo de email comercial de Domestika

Ejemplo de email comercial de Domestika

Tendemos a actuar con mayor rapidez cuando la tarea es urgente, actuando de manera impulsiva y dejando de lado los frenos y el pensamiento racional.

Si estamos valorando una opción de compra y, de repente, percibimos urgencia, es mucho más probable que actuemos por miedo a perder la oportunidad.

Puedes crear sentido de la urgencia en tus emails masivos incluyendo palabras y frases como estas:

  1. Ahora, ya, jamás, nunca, ¡ahora o nunca!
  2. Rápido, rápidamente, inmediato, inmediatamente, al instante.
  3. Corre, no esperes, ¿a qué esperas?, date prisa, ¡venga!, ¡vamos!
  4. Perder, pérdida, no te lo pierdas, no te quedes sin X.
  5. Oportunidad, última oportunidad, últimas horas/días/plazas.
  6. Sólo quedan X días, termina pronto, falta poco, llega a su fin, final, finales.
  7. Limitado a existencias, limitado a los primeros X clientes/registros.

Este recurso no se limita a promociones comerciales con fecha límite, sino que puedes aprovecharlo para crear urgencia sobre otros aspectos relevantes para tu audiencia.

Como, por ejemplo, los cambios estacionales. Eso es precisamente lo que hizo Ryanair en este email masivo enviado durante los primeros días de otoño.

La campaña se dirigía a los viajeros que ya echaban de menos el verano, recordándoles que todavía estaban a tiempo de disfrutar del sol haciendo una escapada.

Ejemplo de email comercial de Ryanair

Ejemplo de email comercial de Ryanair

10. Diviértete

«La creatividad es la inteligencia divirtiéndose»

Esta cita anónima —erróneamente atribuida a Einstein– contiene una clave fundamental para potenciar tus envíos masivos de emails: no te los tomes tan a pecho.

Para redactar emails comerciales creativos o divertidos necesitas jugar y experimentar.

Busca formas diferentes de decir las cosas, huye de los tópicos. Intenta bromear y usar juegos de palabras, incluso aunque no estés convencido al 200% de la idea.

Nuestra mente está programada para fijarse en lo extraordinario y en las excepciones, no en lo rutinario. Y eso significa que, si quieres captar la atención de tu audiencia, necesitas salirte (al menos un poco) de lo normal.

Los emails comerciales de Maisons du Monde están llenos de giros, guiños, bromas y juegos de palabras. Muchas veces son ingeniosos, otras no. Pero siempre consiguen captar la atención y sacarle a su audiencia media sonrisa.

Ejemplo de email comercial de Maisons du Monde

Ejemplo de email comercial de Maisons du Monde

En definitiva…

Si quieres vender más con tus emails masivos, necesitas redactar textos más claros y persuasivos.

La próxima vez que te pongas a redactar, repasa estas 10 claves e intenta aplicarlas.

Y si no lo consigues, no te frustres. Sólo poniendo en práctica alguna de ellas, el resultado ya será mejor. Todos podemos aprender a redactar emails masivos más efectivos, pero hace falta práctica.

→ Si te interesa el tema, mantente al día con nuestro blog. Además de consejos, publicamos artículos con templates listos para copiar y pegar, como estas 5 plantillas de email para promocionar tu próximo blog post.

Julia Gómez


El motivo principal por el que no vendes con tus emails es porque acaban en SPAM. Eso tiene solución, está en este ebook, lo puedes descargar registrándote, abajo







Acepto la política de privacidad.



Comentarios

  1. Profe Madrid

    Geniales consejos. La próxima vez que envie una circular online a los papis de mi colegio intentaré ser así de creativo.. a ver si así me leen 🙂

    15/02/2020 - 21:54:40 Publicar una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Menu Title