Crear cuenta Mailrelay Crear cuenta Mailrelay Crear cuenta Mailrelay

Cómo definir un buen «público objetivo» para tu negocio

Publicado por Mailrelay en marzo 26, 2020

Cómo definir un buen "público objetivo" para tu negocio

Para iniciar este artículo vamos a repasar algunos términos básicos que necesitaremos tener claros. Iniciando por el público objetivo, que no es más que ese grupo de personas -tu audiencia- a la que debes dirigir tu contenido con el fin de lograr las metas de tu estrategia de marketing digital.

El público objetivo está conformado por una variedad de personas que cumplen con características similares y se adaptan a tu búsqueda de leads, siendo estos quienes van a recorrer tu buyer journey hasta convertirse en clientes. Por lo que si aplicas bien tus estrategias, se fidelizarán a tu marca.

Ahora bien, hay algunas preguntas básicas que debes hacerte antes de empezar a trabajar en tu audiencia:

  1. ¿Cuáles son mis metas?
  2. ¿Cuál es el objetivo de mi campaña?
  3. ¿Cómo definir mi público objetivo?
  4. ¿Qué contenidos debo crear para atraer a mi público objetivo?
  5. ¿En qué plataformas digitales debo estar para tener mejores resultados?

Estas son algunas de las dudas que iremos respondiendo a lo largo de este artículo, además te daremos recomendaciones para que puedas definir sin problemas el mejor público para tu negocio.

Recuerda que sin esto, sería como decir un mensaje en un lugar lleno de gente. Quizás algunos te escuchen, pero no sabes si les interesa lo que tienes para decir. Enfoca tus esfuerzos en la audiencia correcta y verás lo bien que funcionan tus estrategias.

¡Envía hasta 75.000 emails gratis!

· Proceso básico para definir tu público objetivo:

1. Segmentación.

Para realizar una segmentación, o una separación en el mercado, debes tomar en cuenta factores como dónde está tu producto ¿es internacional, nacional o regional?, también debes considerar si es para hombres, mujeres, niños o es algo más universal.

Lo siguiente es, ¿a personas de qué edad está dirigido mi producto? También, cuánto ganan las personas a las que me interesa llegar ¿son de clase media, clase alta? Considerar el costo de tu producto o servicio es fundamental.

Por otra parte, saber a qué se dedican y dónde viven las personas a las que te interesaría llegar puede facilitarte no solo el proceso de creación de tus contenidos, sino también crear campañas específicas para deportistas, por ejemplo.

2. Diversidad.

Aunque hablemos en singular de un “público objetivo”, esto engloba a un grupo de personas que puede ser variado y que tengan características en común.

Si tu producto es de gran escala, por ejemplo es internacional, para toda la familia y diferentes clases sociales. Debes ser más inclusivo al momento de diseñar tus estrategias de marketing porque todos deben sentirse incluidos para conectar con tu negocio.

3. Plataformas y medios.

Teniendo en cuenta lo anterior, es momento de escoger a través de cuáles medios harás llegar tu mensaje a tu público objetivo. Es bueno que tengas en cuenta el mundo offline y el online, esto te da más posibilidades de ser visto y reforzar tu mensaje.

Para este punto, si vas a usar redes sociales, conocer las estadísticas de cada plataforma será de gran ayuda. Con ellas puedes saber género, edad y dónde se ubican los usuarios. Solo debes emparejar la información de cada plataforma con tu objetivo y así sabrás dónde se encuentra la mayor parte de tu audiencia.

4. Horarios.

Dependiendo de a quién va dirigido tu producto o servicio, también puedes tener una idea de cómo es la rutina de cada grupo. Si son adultos que trabajan, probablemente cumplan un horario de oficina y los momentos de ocio los tengan en horas de la noche.

Esta información es de gran utilidad para saber durante qué hora del día están disponibles para conocer más sobre ti.

5. Conoce tu competencia.

Estudiar de cerca a tu competencia te dará una pequeña ventaja, sabrás dónde tiene presencia, a qué horas están más activos y cómo reaccionan los usuarios a sus mensajes. Con esto podrás tener una pequeña idea de qué funciona mejor para un producto o servicio como el tuyo.

Es importante que esta información la utilices solo a nivel estratégico, nada de copiar ideas de otros, destacar tu valor y tu factor diferenciador es clave en el éxito de tu negocio.

Luego de tener clara todos estos datos, ya tienes la base para poder definir a tu público objetivo de una forma efectiva. Otra herramienta que puede ayudarte a construir una estrategia bien enfocada es crear a tus buyer personas.

¿Qué es un buyer persona?

· ¿Qué es un buyer persona?

Es la representación de lo que sería tu comprador ideal, lo puedes realizar con los datos obtenidos en tu investigación de mercado y usarlo como una especie de plantilla.

Es aquí donde vas a emparejar las características de tu producto o servicio con toda la información que tienes sobre tu público y a construir un prototipo de lo que sería el cliente perfecto para ti.

Un ejemplo de qué es un buyer persona sería:

Juan, tiene 30 años, es un hombre soltero, vive en el centro de Buenos Aires.Trabaja en horario de oficina y tiene un sueldo alrededor de los 70.000 ARS. Le gusta practicar deportes y mantenerse activo en redes sociales.

Esto querría decir que tu comprador ideal es joven, masculino, soltero, activo, que cuide de sí mismo, que viva dentro de Buenos Aires, cuente con un trabajo fijo y su sueldo esté encima del salario mínimo.

Entonces, apliquemos este perfil a lo que sería una estrategia de contenidos:

Cosas que NO debes hacer

  1. Referirte al género femenino en la mayoría de tus mensajes.
  2. Usar elementos infantiles.
  3. Hacer referencia a vida en pareja o en familia.
  4. Resaltar que estás fuera de Buenos Aires.

Tipo de mensajes que llamarían la atención de “Juan”

  1. Vocabulario jovial y actual.
  2. Presencia en redes sociales.
  3. Temas relacionados al deporte o a la actividad física.
  4. Mensajes cortos y concisos.
  5. Situaciones de personas solas o con amigos.
  6. Hacer énfasis que es un producto o servicio que puedes encontrar en la zona central de Buenos Aires.

De esta forma podemos ver que todas las características de tu mensaje tienen afinidad con la realidad de tu buyer persona, logrando así captar su atención porque se va a sentir identificado con tu campaña, va a sentir que le están hablando a él (y de cierta forma es así).

Ahora, solo debes realizar este proceso de forma eficiente. Lo primero es establecer las características, beneficios, el valor y el objetivo de tu producto. Luego de tener lista esta información, es momento de investigar a tu audiencia.

Cuando conozcas todos los aspectos relevantes que puedan influir en cómo ven tu contenido y tu negocio, es momento de crear tus estrategias.

Al tener listo tu marketing de contenidos, tu estrategia de ventas y a tu equipo alineado en el cumplimiento de las metas, es momento de lanzar tu campaña y empezar a monitorear los resultados, de forma que puedas implementar los ajustes necesarios en el menor tiempo posible. ¿Por qué mencionamos esto?

Muchas campañas se hacen con una mentalidad a largo plazo y en la actualidad eso no es tan efectivo, el mercado y el mundo digital cambian casi a diario. Quizás lo que te funcionó a principio de año, ya en marzo no tiene resultados o ha bajado mucho la efectividad. Es por esto que el monitoreo diario es tan importante.

Recomendaciones generales

No esperes a que termine tu campaña para evaluar qué funcionó, qué cosas debes cambiar y cuáles debes descartar por completo. Si luego de dos semanas de lanzar tu campaña ves elementos que puedes ajustar ¡hazlo! Gánale tiempo al tiempo teniendo siempre un ojo encima de tus resultados.

Por otro lado, es necesario también que tengas tus expectativas claras y que sepas que no vas a poder enganchar a todo aquel que forme parte de tu público objetivo. Cada persona, por más características similares que tengan con otros, viven realidades diferentes.

Asimismo, debes tomar en cuenta que tu competencia probablemente ya ha llegado a algunas de las personas que forman parte de tu audiencia y ahí tendrás un proceso diferente.

Esto no quiere decir que si eres nuevo en el mercado no podrás superar a otros, pero es un proceso más duro porque tienes que ganarte la confianza de tu público. Ofrece siempre un producto o un servicio alto en calidad, con respuestas oportunas y una atención al cliente excepcional, en todo proceso de compra, estos factores son determinantes.

Ya casi para terminar, te dejamos algunas recomendaciones generales para definir de forma inteligente tu público objetivo.

· Recomendaciones generales

  1. Investiga lo más que puedas antes de crear tu campaña, invertir más tiempo en el proceso previo, te ahorrará dinero a futuro.
  2. Sé totalmente honesto definiendo las características y beneficios de tu producto. Dejarte llevar por la emoción de que es tuyo puede jugarte en contra.
  3. Empareja la mayor cantidad de características posibles, mientras más elementos en común tenga tu producto con tu público, mejores resultados tendrás.
  4. Diseña mensajes para el consumidor, recuerda que las campañas no tienen que gustarte a ti, sino a la audiencia a la que están dirigidas.

Finalmente, te invitamos a atreverte a pensar fuera de la caja y a tomar las mejores decisiones para tu negocio, como por ejemplo, compartir este artículo con todo tu equipo de marketing.

Emanuel Olivier


El motivo principal por el que no vendes con tus emails es porque acaban en SPAM. Eso tiene solución, está en este ebook, lo puedes descargar registrándote, abajo







Acepto la política de privacidad.



Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Menu Title