Crear cuenta Mailrelay Crear cuenta Mailrelay Crear cuenta Mailrelay

¿Qué es el email marketing?

Publicado por Mailrelay en mayo 19, 2020

¿Eres un freelance en busca de clientes? ¿Te encargas del marketing de un proyecto? ¿Tienes un negocio y quieres hacerlo crecer?

Si tu respuesta es sí —a cualquiera de las preguntas— entonces tienes un mensaje que comunicar… ¡y una audiencia a la que llegar!

Puedes pensar en el email marketing como en una autopista: la forma más rápida y directa de llegar a tu audiencia con un mensaje.

Ese mensaje tendrá un toque persuasivo, claro. Porque quieres contar tu historia, fortalecer tu marca, convencer de algo y, en definitiva, vender… ¿o no?

Entonces estás en el lugar correcto. Porque el email marketing te ayuda a nutrir la relación con tu audiencia y, por supuesto, a generar más ventas.

En este artículo te contamos todo lo necesario para empezar con buen pie en el mundo de los mailings. Entre otras cosas, aprenderás:

● Qué es el email marketing (y vamos a desgranar la definición para entenderla).

● Qué beneficios tiene el email marketing. O lo que es lo mismo, cómo te ayuda exactamente a conseguir más ventas.

● Qué tipos de campañas de email marketing hay. Porque hay muchas y necesitas cierta variedad para sacarle el máximo partido.

¡Envía hasta 75.000 emails gratis!

Está claro que ya sabes qué es el email marketing, aún así lee esto

La definición más simple posible de email marketing sería esta:

El email marketing es el envío de mensajes persuasivos por medio del email.

Sin embargo, esta definición de email marketing nos dice el qué pero no el porqué. Así que vamos a completarla un poco para entender su finalidad.

El email marketing es el envío de mensajes persuasivos por medio del email para conectar con una audiencia y provocar una respuesta en ella. Busca generar una mayor notoriedad, confianza, compromiso, satisfacción y lealtad por parte del consumidor. Y todo con un objetivo: influir en la relación entre la marca y su audiencia para mejorar el resultado comercial.

Entonces, el email marketing es fundamentalmente un canal: igual que podemos hacer marketing usando distintos canales, como los mensajes de texto, las redes sociales o una App, podemos hacer marketing usando el canal email.

Y esas acciones de marketing pueden ayudarnos a conseguir resultados que van más allá de las ventas.

Sí, sobre todo se asocia a eso, pero una buena estrategia de email marketing puede reforzar todo lo que sucede antes y después de la venta.

De eso vamos a hablar precisamente ahora.

¿Por qué hacer email marketing?

Para empezar, porque el email marketing es el canal que genera más resultados en relación a lo que cuesta.

Las estadísticas lo dejan claro: el dinero invertido en email marketing se recupera con creces. La cifra puede variar, pero según los últimos datos, por cada 1€ gastado, se ganan 32€.

Y para seguir, porque fortalece la relación con tu audiencia en cada etapa del proceso de venta: desde las primeras interacciones con la marca, hasta que se hacen clientes, confían plenamente en ella y se convierten en auténticos fans.

Los principales beneficios del email marketing son estos:

1. Influye en la decisión de compra → y por eso genera ventas

2. Mejora la percepción de marca → y por eso genera confianza

3. Mejora la satisfacción del cliente → y por eso genera lealtad

¿Por qué hacer email marketing?

#1 El email marketing genera ventas

«¿Hasta qué punto influye el email marketing en el proceso de compra de mis clientes?» «¿Y qué porcentaje de los emails que envíe terminará convirtiéndose en ventas?»

Si estás dando tus primeros pasos con el email marketing, seguramente tengas dudas como estas. Y tenemos dos noticias, una mala y otra buena.

¿Empezamos por la mala? Pues que la respuesta a estas preguntas no es exacta.

La influencia del email marketing en el proceso de compra y en los resultados de ventas depende de factores como el sector en el que estés, tu producto, y obviamente, la calidad de tus mailings.

Para ser realistas, es muy importante tener claro este punto. Pero, aún nos queda la buena noticia: y es que gracias a las estadísticas de email marketing[1] , tenemos bastantes pistas de lo que podemos esperar.

Por ejemplo, según un estudio de SaleCycle, el email marketing influye en las decisiones de compra del 59% de los usuarios.

Y más de la mitad de los receptores realiza compras directamente relacionadas con el email marketing de forma regular, ¡al menos una vez al mes!

Pero no te fijes tanto en la cifra exacta, y quédate con la visión general: el email marketing tiene un impacto decisivo en el proceso de compra y en tu resultado comercial.

#2 El email marketing genera confianza

El email marketing te ayuda a crear tres sensaciones clave para generar confianza: cercanía, familiaridad y utilidad.

Y esto es más importante de lo que parece. Porque sin confianza, no hay venta.

Así que vamos a ver cómo sucede exactamente.

Una de las mayores ventajas del email marketing es que te permite hablar con tu audiencia de tú a tú, de forma personalizada.

Claro, tus clientes saben que en realidad no les estás hablando sólo a ellos… pero un email bien cuidado y personalizado crea una ilusión de cercanía y un vínculo más fuerte que cualquier otro tipo de comunicación masiva.

Con cada email que envíes y con el que aportes valor, la percepción de marca mejora.

Y a medida que entres en su vida de forma regular, tu audiencia te conocerá mejor y te verá como alguien útil y familiar.

Pero para que esto suceda, debes asegurarte de que todas tus campañas de email marketing son relevantes para tu audiencia.

Puedes personalizar las promociones, contarles tu historia, compartir contenidos interesantes, dar consejos prácticos… las posibilidades son infinitas.

Pero sobre todo piensa que una relación no se construye con una promoción de ventas aquí y allá. Al contrario, exige constancia e igualdad: un beneficio claro para ambas partes.

#3 El email marketing genera lealtad

Conseguir un nuevo cliente cuesta hasta siete veces más que retener uno existente. Así que si hubiera que escoger sólo dos palabras clave en el mundo de las ventas serían estas: retención y recurrencia.

Además, las estadísticas nos dicen que la probabilidad de conseguir una venta con un cliente existente va del 60 al 70 por ciento, mientras que si hablamos de un nuevo cliente, el estándar estaría entre el 5 y el 20 por ciento.

Por lo tanto, la lealtad de tus clientes es para tu negocio como la savia de las plantas: un nutriente esencial.

Y ahí entra en juego el email marketing, ayudándote a estar en contacto constante con tus clientes y mejorando su experiencia con la marca.

¿Cómo exactamente? Pues de muchas maneras: dando las gracias, explicando cómo sacarle el máximo partido al producto o servicio, anticipando sus dudas y problemas, felicitando un día especial, ofreciendo contenidos o promociones exclusivas, etc.

Imagina que vas de viaje con tus clientes y que cada email es una parada en la que tienes la oportunidad de reforzar vuestra relación, de conoceros más. Y al final del camino, después de todo ese conjunto de interacciones, es donde se produce el milagro: la lealtad.

Tipos de campañas de email marketing

Ya sabes que el email marketing está presente en todos los puntos de contacto de la relación de una marca con su audiencia.

Si a eso le añades que una campaña puede tener múltiples objetivos, te darás cuenta de que existe una gran variedad de tipos de emails.

Hay muchos más, pero estos son los 5 tipos básicos que sí o sí deberías conocer:

  1. Emails informativos
  2. Emails promocionales y de venta
  3. Newsletter
  4. Emails transaccionales
  5. Emails de follow up y secuencias

Si quieres sacarle el máximo partido al email marketing, tendrás que buscar una variedad y no limitarte a enviar sólo un tipo de correos, especialmente si hablamos del tipo promocional.

Tipos de campañas de email marketing

1. Emails informativos

Son emails que no tienen una intención directa de venta, sino que su objetivo es comunicar información relevante para el receptor.

Aquí se engloban varios tipos de campañas, como los emails para promocionar contenido de tu web o blog, los emails para comunicar novedades o consejos sobre tu producto, o los emails con los que simplemente compartes con tu audiencia cualquier tipo de información de valor.

Pero no te confundas: que un email sea informativo no quiere decir que no deba ser persuasivo.

Porque en email marketing todo correo tiene un objetivo claro. Y para mover a tus suscriptores hacia la acción deseada —sea cual sea— vas a tener que darles buenas razones.

Imagina que quieres que tu audiencia haga clic en un enlace para leer tu último artículo.

Con un «¡Hey! Acabo de publicar un blog post» no llegarás muy lejos. Pero si te centras en los beneficios —en lo que se va a conseguir o a aprender— y añades una clara llamada a la acción, ahí las probabilidades de éxito aumentan.

Con este ejemplo de Shopify lo verás claro.

Emails informativos

Ejemplo de email informativo – Shopify

→ Atajo relacionado: 5 plantillas de email persuasivas para promocionar tu último blog post

2. Emails promocionales y de venta

Los emails promocionales y de venta son los que enviamos a nuestra audiencia buscando una respuesta comercial directa: la compra.

Este es el tipo de campaña más frecuente, porque es muy tentadora (¿a quién no le interesan las ventas?). Pero cuidado… te recomendamos un consumo moderado.

Si no quieres saturar a tu audiencia, es importante equilibrar este tipo de emails con otros menos comerciales, como emails informativos o newsletters.

Dicho esto, los emails promocionales y de venta —bien hechos y con la frecuencia correcta— pueden tener una repercusión económica inmensa.

Y probablemente sea por eso que hay tantos subtipos de emails comerciales. Para que te hagas una idea, esta es una pequeña muestra:

  1. Emails promocionales con código de descuento
  2. Emails promocionales con prueba gratuita o free trial
  3. Emails de lanzamiento de un nuevo infoproducto, producto o servicio
  4. Emails de recuperación de carrito abandonado
  5. Emails de cross-selling o upselling (ofreciendo productos relacionados con una compra anterior o de mayor categoría)
Ejemplo de email promocional - MiFarma

Ejemplo de email promocional – MiFarma

→ Atajo relacionado: 4 plantillas de correo masivo para tu próxima campaña de promoción

3. Newsletters

Las newsletters son un tipo de email básico con una gran ventaja: te permiten comunicarte con tu audiencia de forma regular.

Puede ser una vez al mes, una vez cada quince días o cada semana. Las empresas que tienen estrategias de contenidos muy potentes incluso pueden llegar a enviar newsletters cada día.

Pero no te asustes, enviar una newsletter no implica esfuerzos titánicos. En realidad, sólo hay dos aspectos que importan:

  1. 1.    Que seas constante con la frecuencia que escojas
  2. 1.    Y que el contenido sea relevante para tu audiencia

Puedes incluir algún mensaje comercial, pero intenta que la mayor parte del contenido de la newsletter sea informativo, con novedades sobre tu producto, contenido de tu blog, etc.

Ejemplo de newsletter diaria con contenido de blog - Hubspot

Ejemplo de newsletter diaria con contenido de blog – Hubspot

Aportando valor de forma recurrente, tu audiencia sabrá qué esperar de ti. Y esto es fundamental para generar confianza y lealtad hacia tu marca.

Además, apareciendo en su bandeja de entrada de forma constante, tu audiencia te tendrá presente. Es lo que llamamos estar en el Top of Mind — y una de las claves que te permitirá ser considerado como una buena opción de compra.

4. Emails transaccionales

Que no te intimide el nombre… seguro que has recibido cientos de emails transaccionales sin saber que se llamaban así.

Los emails de bienvenida, los de recuperación de la contraseña o los de confirmación del pago. Qué típicos, ¿verdad? Pues todos son emails transaccionales.

La definición de email transaccional es sencilla: son esos correos que se envían después de que el usuario haya realizado una acción. Es decir, implican un trigger o elemento activador.

Por ejemplo, cuando un nuevo usuario de Shopify termina de crear su tienda, recibe un email en el que le recuerdan 3 aspectos fundamentales que debe tener en cuenta antes de empezar a vender.

Ejemplo de email transaccional - Shopify

Ejemplo de email transaccional – Shopify

Es un email transaccional porque se dispara a partir de un evento concreto. Pero, si te fijas, también es informativo: aporta valor al usuario, mejorando su experiencia con el producto.

Así que ya lo ves, lo cortés no quita lo valiente. En email marketing, sea cual sea el tipo de email que envíes, nunca deberías perder de vista cuál es su valor.

5. Emails de follow up y secuencias

Los emails de follow up son correos que envías cuando ya has enviado uno o varios emails y no has obtenido ningún tipo de respuesta.

El objetivo de este tipo de emails es llevar a la acción a un usuario que podría estar interesado en tu producto o servicio, pero aún no se ha pronunciado.

Se pueden entender como un único correo, pero también como toda una secuencia de emails.
Imagina que creas un curso y montas una campaña de email marketing para conseguir ventas, que la gente se apunte.

Lo primero que haces es enviar un email masivo explicando cuáles son los beneficios de tu método. Después llegan distintos emails con consejos, hacks, casos de éxito y novedades.

Finalmente, tus receptores lo saben todo. Muchos tienen interés —y lo sabes porque abren tus emails— pero no se acaban de decidir.

Así que les envías un último mail para organizar una llamada y resolver sus dudas. Quieres saber si siguen interesados, llevarlos a la acción y cerrar ventas. Es un follow up de manual.

Si sabes manejar bien este tipo de emails, lejos de resultar pesado, conseguirás acercarte con tu mensaje cada vez más.

Eso es precisamente lo que vas a ver en el siguiente ejemplo: el final de una secuencia de follow up ejemplar.

Ejemplo de secuencia de follow up - Growth Hacking Course

Ejemplo de secuencia de follow up – Growth Hacking Course

→ Atajo relacionado: 4 plantillas para enviar emails masivos de follow up

Consejos de email marketing

Aprender a hacer email marketing no es como aprender chino o a programar. Sólo tienes que encontrar una buena herramienta de envíos masivos y ponerte a jugar.

Pero para no caer en malas prácticas, es importante que tengas en cuenta algunos consejos antes de empezar.

No compres listas

Hay quien piensa que comprar listas es un atajo. Y en parte, es cierto: es un camino mucho más rápido hacia la bandeja de SPAM.

A ti no te gusta recibir emails de marcas desconocidas, o en las que no has mostrado ningún interés, ¿a que no? Pues no hagas lo mismo.

Comprar listas puede incluso dañar tu imagen y la confianza en la marca.

Es decir, conseguirás todo lo contrario de lo que deberías esperar del email marketing.

Si quieres saber cómo aumentar tu base de suscriptores sin comprar una lista de emails, échale un ojo a este artículo.

Envía contenido relevante

¿Qué hace que una campaña de email marketing sea efectiva? Hay muchos factores que entran en juego, pero el más importante es la relevancia del email para el usuario.

No nos gusta sentir que nos están vendiendo algo. Pero sí nos gusta descubrir, leer y comprar productos o servicios útiles, interesantes, prácticos… en una palabra: relevantes.

Por eso todos tus emails deberían ser percibidos como contenido de valor.

Y para eso necesitas conocer muy bien a tus suscriptores. Saber qué les interesa, a qué aspiran, qué les da miedo y los frena.

Antes de lanzar una campaña de email marketing, piensa unos minutos en tu audiencia y pregúntate si lo que estás a punto de enviar es relevante.

¿Qué valor tiene para tu audiencia lo que vas a comunicar?
¿Cómo va a cambiar su vida?
¿Qué tipo mensaje es el más adecuado?

Convierte la frecuencia en tu aliada

«Es que no quiero cansar a mis clientes» «Si les envío correos muy a menudo voy a agobiarles»

El miedo a resultar pesado es un freno para el email marketing. Porque la realidad es esta: si evitas hacer envíos regulares, no generas tantas oportunidades.

No hay una respuesta exacta a cuánto es demasiado o cuánto es poco, pero puedes pensar en estos dos aspectos:

A) Uno de los beneficios más importantes del email marketing es que genera confianza. Pero para crear confianza necesitas convertirte en alguien familiar. Y eso exige cierta frecuencia.

B) Da igual cuántos emails envíes: mientras sean relevantes, no cansarás a tu audiencia.

Equilibra textos e imágenes

Enviar un email con muchas imágenes y pocas palabras puede ser una tentación, especialmente si lo tuyo no son las letras.

Pero no te equivoques: el equilibrio entre imágenes y textos es una de las claves para no acabar en la carpeta de spam.

Algunos detectores de spam, como Spamassassin, valoran negativamente y penalizan los emails que contienen muchas imágenes.

Piensa que el texto tiene que ser eso… texto.

Las palabras que estén dentro de una imagen se consideran parte del elemento visual. De hecho, las imágenes que incluyen textos pueden penalizar aún más.

Esto se remonta a cuando los detectores de spam no podían leer los textos de las imágenes. Aunque ahora ya pueden, siguen penalizando este tipo de emails por si el mensaje de la imagen no fuera el mismo que el de los textos.

Pero el problema de enviar emails basados en imágenes va mucho más allá:

● Si el cliente de correo no tiene habilitada la visualización por defecto, no se verá prácticamente nada del mensaje.

● Por si fuera poco, demasiadas imágenes pueden distraer la atención, o dirigirla hacia donde no te interesa.

¿Solución? Trabajarse unos buenos textos y buscar siempre el balance con lo visual. Puedes tomar esta imagen como referencia.

Equilibra textos e imágenes

→ Atajo relacionado: potencia tus emails masivos con estas 10 claves de redacción

Si has llegado hasta aquí, ya tienes una idea muy clara de qué es el email marketing, cuáles son sus ventajas y qué tipos de campañas tienes a tu disposición para sacarle el máximo partido.

¿Siguiente paso? Obviamente… ¡comenzar a enviar! Prepara tu primera campaña de email marketing creando ahora una cuenta gratuita con Mailrelay.

Julia Gomez

Suscríbete a la newsletter de Mailrelay

No te regalamos el típico PDF o ebook que luego nunca te lees (reconócelo). En su lugar trabajamos para publicar, semanalmente, contenidos que en la mayoría de casos sean útiles y prácticos

Solo, en los tres primeros emails que te enviaremos compartimos contigo:

1) El motivo por el cual muchos clientes potenciales no compran, aunque te dirijas a sus puntos de dolor

2) Cómo evitar que tus contactos se den de baja nada más suscribirse, y pierdan interés

3) Un enlace a un post con conceptos de venta por email, que no vas a ver en otro sitio (contrastado tras 9 años de leer blogs)

Comentarios

  1. Francisco José de Faria

    Muito bom, excelente tutorial referente ao e-mail-marketing. Estou colocando este artigo em minha agenda como material de estudo.

    19/05/2020 - 20:47:38 Publicar una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Menu Title