¿Qué es la Responsabilidad Social Corporativa y cómo hacer un Marketing más sostenible?

Publicado por Ismael Ruiz en abril 14, 2021

¿Qué es la Responsabilidad Social Corporativa y cómo hacer un Marketing más sostenible?

¿Has escuchado hablar sobre la Responsabilidad Social Corporativa o RSC? Pues puede que hayas estado evitando un tema sumamente importante para todas las empresas y corporaciones en la actualidad y, probablemente, uno de los métodos con los que puedes ahorrarle bastante dinero a tu empresa.

Debido a la importancia que tiene dicha Responsabilidad Social, en este artículo te voy a hablar sobre los modelos de negocios sostenibles, y más específicamente, sobre el llamado “Marketing Sostenible”.

Éste es un tipo de Marketing en particular que deriva de la responsabilidad social que tiene las empresas con su entorno y que puede llegar a tener grandes beneficios a largo plazo.

Si sigues el blog de Mailrelay habitualmente, intuyo que ya sabrás qué es la Responsabilidad Social Corporativa y serás consciente de que se refiere a la participación voluntaria que tienen empresas y corporaciones en el cumplimiento de normas y leyes de protección medioambiental, de derechos humanos y de ética profesional.

¡Envía hasta 75.000 emails gratis!

· Pero, ¿es suficiente con cumplir las leyes y normativas relativas a sostenibilidad?

La respuesta tajante es NO; es más, es necesario que la empresa lleve de manera activa y constante un modelo de negocio más amigable en el entorno, tanto social como ambiental, sin dejar de ser económicamente viable, tanto en su operación diaria como en cualquier acción o evento que realice.

A una empresa que cumple con la Responsabilidad Social Corporativa generalmente se le conoce como una empresa “sostenible”.

Estas empresas suelen llevar este modelo de negocio con tres objetivos fundamentales:

1.- Mejorar la imagen pública de la empresa y la confianza del público. Generalmente a través de un impacto positivo en el entorno social y ambiental.

2.- Añadir valor a la empresa y a lo que esta representa, como sus productos y/o servicios, mejorando la competitividad en el mercado. Optando por prácticas económicas viables que no tengan un efecto negativo en lo social o lo ambiental.

3.- Reducir gastos y, en consecuencia, aumentar los ingresos de la empresa a mediano y largo plazo gracias a un funcionamiento más “verde”, que permitan ahorrar y optimizar el uso que le damos a los recursos de la empresa.

Ahora, existen muchas formas de poner en marcha prácticas de responsabilidad social o sostenibles dentro de una empresa, y una de éstas es a través del Marketing Sostenible.

· ¿Qué debemos entender por “Marketing Sostenible”?

Lo primero que debes saber es que el Marketing Sostenible puede verse como una práctica derivada de la Responsabilidad Social Corporativa.

Similar a como te comentábamos anteriormente, para poder llamarse Marketing “Sostenible”, éste tiene que cumplir con 3 requisitos fundamentales:

  1. Cuidar del entorno social.
  2. Hacer lo propio con el entorno ambiental en el que se desarrolla la empresa.
  3. Implementar prácticas que ayuden a hacer económicamente viable el funcionamiento diario.

Con esto en mente, podemos decir que un Marketing Sostenible o sustentable es aquel que implementa nuevas estrategias más “verdes” durante el desarrollo de sus campañas, a la vez que cumple con las normas éticas al hacerlo.

Y ojo, que ser “verde” y “ético” no significa inmediatamente que va a tener un
impacto económico negativo en la empresa; y esto es importante que lo
internalices: los “malos” no siempre ganan.

¿Cuál es la situación actual del Marketing Sostenible y por qué necesitamos comenzar a migrar a estas buenas prácticas?

· ¿Cuál es la situación actual del Marketing Sostenible y por qué necesitamos comenzar a migrar a estas buenas prácticas?

Engañar al consumidor o potencial cliente y el “todo vale”, son algunas de las conductas que están más alejadas de lo que hoy en día conocemos como “Marketing Sostenible”.

Lamentablemente, esto es algo que durante largo tiempo fue una “regla no escrita”, una forma de hacer Marketing silenciosamente aceptada.

Porque sí, durante estas últimas décadas no era una conducta extraña que las campañas publicitarias o de Marketing jugasen “sucio” con los consumidores, buscando vender finalmente un producto.

“No importa lo que hagas, no importa si el producto es apto o no, debe vender, y debe hacerlo bien”

Este pensamiento no sólo no cumple con las normas éticas profesionales que todos debemos tener, sino que es incluso inmoral y trata al consumidor como un simple objetivo, algo a lo que hay que venderle “porque sí”.

¿Y qué decir de aquellas empresas con impacto ambiental negativo?

Sí, aquellas que consumen recursos y que a la vez dañan el entorno en el que se desenvuelven, contaminando algo que es derecho de todo y sin la menor de las preocupaciones.

Un comportamiento que tampoco era muy raro de ver hace algunos años.

Pero, queremos creer que esta es una ideología que ha ido quedando atrás, que todo ha ido cambiando para mejor, ¿o no?

Los Modelos Sostenibles son tendencias “en la teoría”, pero ¿y en la práctica?

· Los Modelos Sostenibles son tendencias “en la teoría”, pero ¿y en la práctica?

El Marketing Sostenible es ese siguiente paso que las empresas deben dar para conseguir un modelo de negocios que cumpla con su responsabilidad hacia el ambiente y hacia su entorno social, sin dejar de ser viables. Y esto lo que muchos gobiernos y organizaciones están tratando de promover en la sociedad actual.

Vemos cómo día a día se promueven modelos “sostenibles” para que las empresas cumplan con su Responsabilidad Social Corporativa, pero esto es solo la teoría.

►  ¿Cómo lo estamos haciendo en la práctica?

Las opiniones abundan en este punto; pero por suerte, sí que existe una gran cantidad de empresas que están dando ese salto, dando un cambio para mejor.

Algunas quizás estén dando sus primeros pasos, otras lideran este Marketing Sustentable, pero sin importar cuál sea el caso, la intención está allí y es palpable.

Por supuesto, no todo es bueno o positivo, y pese a que todos tenemos una responsabilidad que cumplir tanto por nosotros como por el medio ambiente, aún existen empresas que siguen optando por irse por lo fácil, a apostar por aquello que supone un menor esfuerzo con la errónea idea de que los consumidores de hoy siguen siendo los mismos consumidores de hace años.

Para nuestra suerte, éstas son las empresas que con el tiempo se impactan contra un muro.

En el mundo de la tecnología, donde todos saben lo que sucede, ¿no crees que un consumidor tiene las suficientes herramientas para determinar si un producto es realmente conveniente para él o no?

La respuesta corta es sí. No es fácil engañar a los potenciales compradores de hoy, y al mínimo que se huelan algo extraño, optarán por la competencia.

Más adelante veremos ejemplos de ambos tipos de empresa, aquellas que aplican el Marketing Sostenible y aquellas que no.

¿Qué acciones debemos implementar en nuestro negocio para que sea sostenible?

· ¿Qué acciones debemos implementar en nuestro negocio para que sea sostenible?

Ahora que ya hemos hablado a profundidad de la responsabilidad social y del Marketing sostenible, existen varias que puedes probar y que te ayudarán a migrar a un modelo más sostenible.

1. Comienza por lo más básico: el reciclaje

Si bien un negocio sostenible no es uno exclusivamente enfocado en ser más ecológico, sí que las prácticas “verdes” juegan un papel muy importante.

Con esto mente, ¿por qué no dar el primer paso por algo sencillo? Reciclar es una práctica verde que ayuda a reducir el impacto que tenemos en el medio ambiente y que, de paso, nos ayuda a ahorrarnos dinero si lo hacemos correctamente.

Incluso algo tan sencillo como separar la basura por materiales puede llegar a tener un impacto positivo tanto para el medio ambiente como para tu empresa.

¿Qué no lo crees que sea “para tanto”? Pues más adelante te hablaré de un caso
reciente en el que un reciclaje pobre de la basura puso bajo juicio público a una
organización como el IFEMA.

2. Optimiza el uso de recursos

Muchas veces malgastamos los recursos que tenemos, y de algunos ni siquiera llegamos a percatarnos, como puede suceder con el suministro de energía eléctrica.

Por ello, aprender a optimizar el uso de los recursos que tenemos es una tarea importante para toda empresa que quiere cumplir con su responsabilidad social y dar el salto hacia un Marketing Sostenible.

Existen muchas formas de hacerlo, desde migrar hacia una empresa más “digital”, disminuyendo el uso de papel y otros materiales, hasta sustituir el tipo de energía que utilizamos y regular su consumo.

Nueva York es una de las ciudades en donde los edificios conforman el principal gasto de energía, y el Empire State era uno de estos edificios.

Sí, era, puesto que se llevó a cabo un enorme proyecto de remodelación que inició en 2009 (que sigue actualmente) y que buscó convertir a este edificio insignia de la ciudad en un edificio insignia de los modelos sostenibles.

Gracias a la implementación de nuevas tecnologías y técnicas, el Empire State logró disminuir el consumo considerablemente el uso energético, ahorrando cifras superiores a los 2 millones de dólares anuales y convirtiéndose en un verdadero icono verde para Manhattan.

No solo resulta viable económicamente, sino que además es amigable para su entorno social y ambiental; una muestra clara de que el cambio y la optimización de los recursos puede traer ganancias.

3. Todo comienza por el producto

Ya antes te comentaba que antes las empresas buscaban “vender su producto a toda costa”, sin importar si este cumplía realmente con aquello que prometía.

Un Marketing Sostenible comienza desde la base, desde el producto.

Enfócate en hacer un buen producto, no una campaña publicitaria que haga pensar a los consumidores que tu producto es bueno.

Si tu producto es bueno, incluso una campaña publicitaria sencilla puede dar buenos resultados; pero si tu producto es malo, hasta una genialidad de campaña de Marketing va a arrojar resultados pobres.

Recuerda, a tus potenciales clientes no les gusta ser engañados, y eso requiere mucho esfuerzo conseguirlo hoy en día. Céntrate en hacer un producto que cumpla con las expectativas de tu público objetivo y que realmente tenga lo que prometes.

4. Cuida tu entorno laboral y a tus empleados

Hay un aspecto que no se suele tomar muy en cuenta que es cuidar el entorno laboral, que tus empleados se sientan contentos también forma parte de la responsabilidad social y, por tanto, es necesario para lograr un Marketing Sostenible.

Generalmente hay muchas formas de hacer que tus empleados estén contentos, desde una buena remuneración hasta saber reconocer el esfuerzo que realizan.

Muchas veces un “Enhorabuena, has hecho un buen trabajo” puede subir el ánimo
de tus empleados y hacer que rindan más en el trabajo.

A nadie le gusta trabajar en un lugar en el que no se siente cómodo, y esto afecta el rendimiento general de las personas dentro de la empresa. Trata siempre de mejorar las condiciones de trabajo de tus empleados y de que éstos estén confortables con lo que hacen y con su ambiente laboral.

5. Concientizar a quienes te rodean

Algo importante que debes tener en cuenta, es que todos debemos poner nuestro granito de arena para ayudar que cada vez más empresas migren a un Marketing Sostenible, y una forma de hacerlo es ayudando a crear consciencia sobre los problemas ambientales y sociales que afectan a nuestro mundo.

Para conseguirlo, un método eficiente es a través de campañas, eventos y congresos de Marketing y Sostenibilidad que ayuden a promover la responsabilidad social y un estilo de vida más sostenible, a la vez que das el ejemplo.

Ejemplos de empresas o entidades que si son sostenibles

· Ejemplos de empresas o entidades que si son sostenibles

Para finalizar, me gustaría mostrarte algunos ejemplos de empresas que cumplen con su responsabilidad social y que ponen en práctica un Marketing Sostenible.

Verás que son negocios muy conocidos y que ya han comenzado a hacer un cambio para un funcionamiento más verde y ético.

● Puma

Puma es una de las marcas de ropa y equipo deportivo más conocidas a nivel mundial, y tiene su propia línea de productos sostenibles: InCycle.

Ejemplos de empresas o entidades que si son sostenibles

Una línea de productos biodegradables que incluye calzado, ropa y accesorios.

Destaca por el uso de productos reciclados y materiales que pueden volver a usarse una vez que la prenda queda descartada; lo cual ahorra no solo energía para la producción, sino que evita aumentar el uso de recursos no renovables y dañinos como el petróleo.

● Nike

Nike es otra de las empresas que es reconocida por sus iniciativas verdes, en las que busca siempre aprovechar materiales biodegradables y reciclados para la producción de sus diferentes líneas.

Ejemplos de empresas o entidades que si son sostenibles - nike

Uno de los ejemplos más conocidos de Nike es precisamente su app “Nike’s Making”, en dónde los diseñadores pueden aprender mucho sobre cómo aprovechar materiales reciclados y biodegradables para la producción de ropa, calzado y hasta accesorios.

● Marks & Spencer

La moda es una de las industrias que constantemente está cambiando, nuevas tendencias salen cada temporada y otras quedan totalmente en el olvido.

Ejemplos de empresas o entidades que si son sostenibles - Marks & Spencer

Marks & Spencer, una fabricante de ropa se percató de que muchas veces las personas suelen dejar de lado ropa vieja con tal de liberar espacio para las nuevas tendencias.

¿Su respuesta? Crear la campaña “Go Shwopping”.

Esta campaña es bastante interesante, ya que se enfoca en darle una segunda oportunidad a aquellas prendas que no utilizamos, fomentando el intercambio y el reciclaje de ropa.

Para ello, aquellas personas que fuesen a tirar sus prendas, podían dejarlas en las tiendas Marks & Spencer o en las oficinas de Oxfam con quienes colaboraron para este proyecto.

Desde allí, se buscaría darles una segunda oportunidad a estas prendas “viejas”.

● Intermarché

¿Has visto en el supermercado esos típicos vegetales “feos o deformes” que prácticamente nadie quiere comprar y que seguramente terminarán en la basura?

Bueno, para que te hagas una idea, ésta es una de las principales causas de desperdicio de alimentos (en este caso vegetales).

Intermarché es una cadena de supermercados que es conocida por su campaña “Inglorious”, en la que pretendía educar a las personas que comprasen en su cadena y hacerlas ver que a veces las “imperfecciones” de algunos vegetales no implican que estén dañados o que no tengan el mismo valor nutritivo que otros más “perfectos”.

Ejemplos de empresas o entidades que si son sostenibles - Intermarché

La campaña es un ejemplo excelente de sostenibilidad, ya que desde la producción hasta su venta, suele desperdiciarse una gran cantidad de recursos con tal de obtener vegetales “perfectos”, cuando aquellos que solo tienen pequeñas deformidades son casi en su totalidad desechados.

● Starbucks

Obviamente ya conoces Starbucks, ya que se trata de uno de los más grandes ejemplos de empresas sustentables actualmente.

Ejemplos de empresas o entidades que si son sostenibles - starbucks

No solo es una empresa en la que un gran porcentaje de sus materiales son reciclados, sino que además fomenta activamente un estilo de vida sostenible en sus clientes.

También hay que destacar que se utilizan métodos sostenibles desde la producción hasta el envasado de sus productos.

● Amazon

En el caso del gigante de las ventas online, Amazon, quizás no sea algo tan directo como puede ser Starbucks, sin embargo, esta poderosa empresa en más de una ocasión ha dado su apoyo directo a otras empresas sostenibles, así como también ha ayudado a desarrollar nuevas iniciativas sostenibles en el mercado.

Que una empresa tan grande muestre interés y participación en el desarrollo de un mercado más sostenible nos hace percatarnos de que hay muchas más que quieren un cambio positivo.

Ejemplos de algunas empresas que aún no cuidan “tanto” el medioambiente

· Ejemplos de algunas empresas que aún no cuidan “tanto” el medioambiente

Así como hay empresas preocupadas por la responsabilidad social y por cuidar el medio ambiente, también están aquellas que aun les falta por avanzar.

Pues resulta que la Institución Ferial de Madrid no estaba cumpliendo adecuadamente con su responsabilidad social, más específicamente con el reciclaje de sus desechos.

Un caso que tuvo revuelo durante la primera mitad de diciembre de 2019, hace apenas un mes y con el cual hubo cierto debate en Twitter:

Según la defensa dada por parte del IFEMA, éstos no son responsables por lo acontecido, siendo que no todos los eventos que allí se realizan están completamente bajo su control, y que ellos no pueden responsabilizarse por las acciones de terceras organizaciones.

Sin embargo, ¿es esto realmente cierto? Estamos hablando de un caso en el que prácticamente toda la basura iba a un mismo contenedor, por lo que es absurdo pensar que es alguna organización en específico, y no toda la institución.

Además, hay que tener en cuenta de que los eventos se llevan a cabo dentro del IFEMA, por lo que no es imposible que éste imponga sus reglas, incluyendo la de reciclar correctamente los desechos.

Y esto es solo un caso reciente de los muchos que ha habido esta década pasada. Otro ejemplo impactante es el de Grupo Herdez, una empresa de México que en 2012 presentó un “Informe de sostenibilidad” que lo colocó en más de una lista de empresas ecológicas.

¿Cuál es el problema? Que se han descubierto casos de descargas de desechos en
puertos del estado de Chiapas
, México, donde opera la empresa.

¿Cómo puedes asegurar ser sostenible cuando estás vertiendo desechos de manera sistemática en aguas totalmente limpias?

· Conclusión

Pero, aún con casos como éstos, sigo pensando en que vamos por buen camino. Cada vez son más las empresas que se preocupan por cumplir con su responsabilidad social, y aquellas que buscan poner en práctica un Marketing Sostenible.

Esperemos que esta nueva década nos traiga sorpresas más verdes por parte de las grandes empresas.

Ismael Ruiz




No regalamos nada por tu suscripción

Fue una decisión que tuvimos que tomar en su día. Gastar dinero en crear un lead magnet, o invertir ese dinero en mejores contenidos para nuestros suscriptores.

A la larga está claro que estamos invirtiendo una cantidad de dinero considerablemente mayor que si nos hubiéramos conformado con crear un ebook o descargable similar.

Sin embargo, creemos que para nuestros lectores es más útil disponer de contenidos de calidad, que de un descargable que casi nadie lee en realidad.

Publicamos contenidos de pago una vez por semana.

Sí, los contenidos que publicamos son muchas veces de pago, y te los hacemos llegar por nuestra newsletter. También publicamos posts invitados, pero no los solemos enviar a la newsletter a no ser que sean de excepcional calidad.

Queremos que como suscriptor nuestro te llegue solo contenido de gran calidad.

Sabemos que no te sobra el tiempo así que para no perderte ninguno de estos contenidos de pago (que a ti te llegarán sin coste alguno) suscríbete a nuestra newsletter aquí:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Menu Title