Ideas de negocios sostenibles para emprender y vender en Internet

Publicado por Daniel Bocardo en abril 29, 2021

Ideas de negocios sostenibles para emprender y vender en Internet

Los negocios sostenibles son aquellos en los que ganamos todos, tanto el empresario como los consumidores y el público en general.

Por un lado, a través de los productos y servicios que ofrecen ayudan a otras personas a resolver un problema, satisfacer una necesidad, cumplir un deseo o mejorar su vida en algún aspecto.

Por otro lado, los negocios sostenibles y respetuosos con el medioambiente, lo hacen en todo el desempeño de su actividad, ya sea que reutilicen materiales, usen un packaging reciclable, cuenten con medidas de producción limpias…

Evidentemente, y lejos de lo que se pueda pensar, todo esto va acompañado de unos ingresos que el empresario genera para poder continuar en el mercado y crecer.

A simple vista, emprender con esta filosofía parece la opción perfecta, pues tener un negocio rentable no está reñido con la sostenibilidad.

En cualquier caso, es un tema que merece la pena tratar en profundidad, y por eso hoy te hablaré acerca de ello en este artículo. En especial, veremos:

  1. Los pilares sobre los que se basa un negocio sostenible y rentable.
  2. Sectores potenciales para emprender un negocio eco-friendly.
  3. Cómo la sostenibilidad también es posible en tiendas online o ecommerce.

¡Envía hasta 75.000 emails gratis!

· ¿Negocio sostenible o rentable? No, no elijas

Ya te lo adelantaba al principio, la sostenibilidad no tiene por qué ser incompatible con la rentabilidad de un negocio. Todos los negocios tienen sus dificultades, y hay que seguir una serie de pasos para crearlos, hacerlos crecer, ocupar mercado…

Esto sucede tanto con los negocios sostenibles, como con los que no lo son. Ninguno de ellos publica una página web y al minuto ha facturado 5.000€.

La estrategia es la base para que un negocio, tenga la naturaleza que tenga, sea rentable. A esto, hay que añadirle la constancia y el esfuerzo del creador.

Dicho esto, ¿qué es lo que nos lleva a pensar que un negocio sostenible no pueda ser rentable? A mí se me ocurren algunos puntos:

  1. Las materias primas, en caso ecommerce sostenible, suelen ser más caras.
  2. Procesos de fabricación más costosos (hand-made, etc…).
  3. La producción a baja escala también encarece este tipo de productos.
  4. Las marcas eco-friendly están dirigidas a un público más selecto.

Al fin al cabo, todos estos puntos nos llevan a tener productos de mejor calidad y, además, ofrecer una mejor experiencia de usuario. ¿Y acaso no es lo que el cliente está buscando? Todos los negocios deberían ofrecer productos y servicios de calidad.

En el caso de los servicios, es más complicado medir la sostenibilidad. Aunque normalmente puede estar ligada al consumo de recursos, por lo que es más fácil alcanzarla y ser rentable.

No obstante, sea como sea, hay unos pilares básicos que todo negocio debe incluir para poder decir que cumple con estas dos características. Vamos a verlos:

Aportar valor

El primer aspecto para que un negocio sea rentable, es contar con un producto o servicio que aporte valor. De lo contrario, nadie querría hacerse con él. Debe solucionar un problema real, y atender a las necesidades del público al que se dirige.

Así que, como consejo, te diría que lo estudies a fondo. ¿Soluciona tu producto o servicio una necesidad real?

Ser escalable

Probablemente, es la piedra angular de todo esto. Cuanto más crezca tu negocio, sin tener que dedicarle un esfuerzo proporcional, más rentable será. Esto es posible con los ecommerce, infoproductos e, incluso, con el coaching grupal.

La idea es llegar a más personas con los mismos esfuerzos. Lo cierto es que la sostenibilidad es un aspecto que cala en gran parte de los consumidores, y uno de los valores más demandados.

Automatizar tareas

Automatizar tareas

Mi consejo es que todo lo que puedas automatizar, y evitar tener que hacerlo de forma manual, lo automatices.  Hay tareas que nos ocupan mucho tiempo, y no son precisamente las que más requieren de nuestra atención (aunque sean relevantes para el negocio).

Una forma de poder cubrirlas sin que nos mantengan ocupados, es mediante la automatización. La tecnología nos permite hacer casi de todo en este sentido. Solo hay que encontrar las herramientas adecuadas e implementarlas.

Delegar

Este punto está ligado al anterior. Lo que no puedas automatizar, y no se corresponda con tu zona de genialidad, delégalo. Es otra forma de liberarte de tareas que te restan productividad.

Eso sí, busca a las personas adecuadas. Hay grandes profesionales que te van a poder echar una mano en tu negocio. Haz un proceso de selección sencillo, pero eficaz.

Incluir estrategias probadas

Como por ejemplo el email marketing. He comentado en otras ocasiones que es uno de los canales que mejores resultados ofrece en cuanto a conversión, pues a través de él puedes mantener una relación directa y cercana con tu audiencia; solo necesitas saber qué es lo que le interesa a tu público y ofrecérselo.

Esta estrategia está más que probada. Todos los negocios rentables la usan, ya sea para informar, compartir contenidos o vender.

Reducir el consumo de papel

Reducir el consumo de papel

Un negocio sostenible no solo debe serlo de cara a la galería, sino que de forma interna también debe incorporar medidas que contribuyan al cuidado del entorno, como por ejemplo reducir el consumo de papel.

Aunque estemos hablando de negocios digitales, todavía se consume una gran cantidad de papel. Tomamos notas, imprimimos documentos…

Una forma de reducir su consumo, podría ser reutilizando el papel para aprovechar el lado que no está usado.

Utilizar materiales reciclados

En este sentido, puede ser desde los propios consumibles (como el papel del que hablábamos antes), hasta las materias primas de los productos que un ecommerce sostenible comercializa.

Minimizar el consumo eléctrico

Este punto está relacionado con lo que hemos comentado antes acerca de reducir el consumo de papel. Ambos ayudan a construir un negocio sostenible y rentable porque, por un lado, minimizan el impacto ambiental y, por otro, ahorran gastos.

Contratar a proveedores comprometidos

De nada serviría cuidar tus procesos, reutilizar recursos y minimizar el consumo, si luego contratas proveedores que, por ejemplo, en el envío de pedidos son de los que más emisiones generan. Antes de contratar, revisa sus políticas de empresa.

Promover comportamientos responsables

Seguro que has recibido emails en los que has podido leer un mensaje que te recomienda que no los imprimas si no es necesario. Este podría ser un ejemplo.

Otro buen ejemplo, sería lanzar mensajes sostenibles a tu comunidad a través de redes sociales o email marketing. Incluso podrías crear retos virales pensados para fomentar la sostenibilidad.

Todas estas medidas juntas, hacen posible que tengas un negocio sostenible y rentable. Como ves, son varios aspectos los que debes considerar y, aunque los hemos resumido en 10, podrían ser muchos más.

Hay sectores que ya se están poniendo las pilas en esta materia, y van a la cabeza del mercado sostenible, por lo que es posible hacerlo realidad.

A continuación, te hablaré de ellos para que te sirvan como fuente de inspiración.

Tipos de negocios digitales, rentables y sostenibles

· Tipos de negocios digitales, rentables y sostenibles

En algunos sectores, los negocios sostenibles ya son una realidad, ¡incluso una tendencia! En la mayoría de los casos, la rentabilidad va asociada a la sostenibilidad. Cada vez más, el usuario se decanta por este tipo de productos y servicios, y descarta rápidamente los que se alejan de este modelo.

Por tanto, o eres sostenible, o ni siquiera tendrás la opción de llegar a ser rentable. Veamos de qué sectores estamos hablando.

Moda y belleza “cruelty free”

Este tipo de negocios sostenibles, se basan en la no utilización de los animales para crear sus productos. Es decir, las prendas que se fabrican bajo esta filosofía no llevan pieles de origen animal.

Aunque también es frecuente encontrar cosmética “cruelty free”, la opción vegana también es una alternativa sostenible. Esta se basa en no contener ingredientes de origen animal y, únicamente, incluir componentes naturales respetando el medio ambiente.

Gastronomía ecológica

También existen ecommerce sostenibles que comercializan alimentos ecológicos. Incluso que nos enseñan cómo plantar un huerto en casa, y así poder disfrutar de este estilo de alimentación tan saludable.

Decoración y mobiliario reciclado

Algo que está muy de moda actualmente, es construir muebles y elementos de decoración a partir de materiales como palets o neumáticos. En Internet, puedes encontrar numerosos tutoriales sobre cómo realizar creaciones que quedan realmente elegantes, así como negocios basados en ayudarte a elaborarlos.

Si prefieres que te los envíen a casa ya listos para usar, también encontrarás tiendas online que te pueden ofrecer esta opción.

La sostenibilidad en ecommerce también es posible

· La sostenibilidad en ecommerce también es posible

La gran ventaja de los negocios online, entre los que se incluyen los ecommerce, es que pueden vender sus productos a cualquier parte del mundo. Algo que se refleja en la escalabilidad de las ventas.

Sin embargo, esta ventaja a la vez supone un hándicap para ser considerado sostenible. Aquí entran en juego temas como la distribución, o el proceso logístico con el que trabajen.

Cuando una tienda online en España realiza un envío a Chile, por ejemplo, necesita hacer uso del transporte casi que por mar, tierra y aire. Esto se traduce en emisiones y, por tanto, en un impacto negativo para el medioambiente.

Para poder paliar esto y mejorar la sostenibilidad en ecommerce, te propongo soluciones como estas:

● Elige un distribuidor comprometido para realizar tus entregas

La empresa a la que confíes tus entregas, debe garantizar que el producto que envías llegue sin el más mínimo rasguño a la persona que lo compró. Este debería ser uno de los principales requisitos.

Sin embargo, también es una de las piezas del negocio que más contaminación genera. Y aquí es donde se presenta el problema, porque sin transporte no hay entrega, y sin entrega no hay negocio.

Aunque esto algo de lo que no se puede prescindir, aunque sí se puede minimizar su impacto. Por eso debes elegir una empresa que tenga alternativas respetuosas con el medioambiente; como la opción de utilizar vehículos de bajas emisiones, o la reducción de frecuencia para optimizar cada viaje que da un vehículo.

Esto último quiere decir que, en un mismo porte, en lugar de entregar 10 paquetes, pueda entregar 100. Puede que esto suponga alargar el tiempo de espera del cliente, pero si te diriges a un público que valora el respeto al medioambiente no se molestará por ello. Es más, puede ser un punto a tu favor.

● Ofrece la posibilidad de entregar los pedidos en un punto pack

Esta es otra forma de optimizar los envíos. Así, el repartidor solo tendrá que dirigirse a un destino; el punto pack. En este depositará todos los paquetes, y cada cliente podrá ir a recogerlo cuando desee.

Amazon ya cuenta con este tipo de servicio. En ocasiones, supone mayor comodidad para el usuario, ya que es probable que cuando el pedido llegue a casa no haya nadie para recibirlo.

● Usa embalaje sostenible

Sea cual sea el tipo de embalaje que necesites, busca la opción más ecológica. Piensa en materiales reciclados, biodegradables, evita los plásticos y la espuma de poliestireno.

Reduce la cantidad de papeles que se incluyen en las cajas para evitar que el producto se estropee. Busca otra forma más respetuosa con el medioambiente de hacerlo.

Por otro lado, si vas a incluir información adicional sobre tu producto, hazlo a través de email. Así evitarás utilizar mayor cantidad de papel.

● Adopta un comportamiento sostenible en tu almacén

Aquí me refiero, especialmente, a reducir el consumo de electricidad en el mismo. Una opción sería encontrar un lugar en el que entre buena luz natural y, así, evitar tener que hacer gasto de la eléctrica.

También puedes rebajar tu consumo apagando el ordenador, en lugar de dejándolo en suspensión o, si usas maquinaria, regulando su funcionamiento.

● Crea un sistema de devolución eficiente

Asegúrate de que tienes un negocio sostenible en todos sus aspectos y, al igual que para la entrega, encuentra la eficiencia en las devoluciones que los clientes te soliciten.

En este artículo, te he dejado argumentos de sobra para que entiendas que tener un negocio online o ecommerce sostenible, y a la vez rentable, es posible.

No es necesario contaminar el planeta para hacer negocios. Existen muchas formas de obtener ingresos a partir de actividades respetuosas con nuestro entorno.

Así que, ahora, sírvete de las ideas que te acabo de dar para incorporar medidas que te acerquen a la sostenibilidad, y te hagan llegar a un público más amplio y, sobre todo, ¡a ese segmento de consumidores preocupados por el medioambiente!

Daniel Bocardo




No regalamos nada por tu suscripción

Fue una decisión que tuvimos que tomar en su día. Gastar dinero en crear un lead magnet, o invertir ese dinero en mejores contenidos para nuestros suscriptores.

A la larga está claro que estamos invirtiendo una cantidad de dinero considerablemente mayor que si nos hubiéramos conformado con crear un ebook o descargable similar.

Sin embargo, creemos que para nuestros lectores es más útil disponer de contenidos de calidad, que de un descargable que casi nadie lee en realidad.

Publicamos contenidos de pago una vez por semana.

Sí, los contenidos que publicamos son muchas veces de pago, y te los hacemos llegar por nuestra newsletter. También publicamos posts invitados, pero no los solemos enviar a la newsletter a no ser que sean de excepcional calidad.

Queremos que como suscriptor nuestro te llegue solo contenido de gran calidad.

Sabemos que no te sobra el tiempo así que para no perderte ninguno de estos contenidos de pago (que a ti te llegarán sin coste alguno) suscríbete a nuestra newsletter aquí:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Menu Title